Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Casablanca?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Jardines en Casablanca

5 jardines en Casablanca

Jardines en Casablanca
Jardines de Habous
(2)
Los jardines del barrio de Habbous están en frente del palacio de Mahkan Pacha y de la mezquita de Mohammadi. Este barrio fue construido en los años 1920 como una alternativa al centro de Casablanca, y se construyó como una ciudad perfecta del punto de vista urbanístico. Instalaron muchas fuentes, jardines, como este, que ocupa casi toda la plaza. Es un lugar muy tranquilo, en las fotos no parece que estás en Casablanca, por la poca gente que hay. Es un barrio que permaneció muy tradicional, con tiendas de artesanías (mucho más baratas que en Marrakech o Essaouira), y de productos de la vida diaria. Pero casi ninguno da hacia esta plaza, que tiene edificios religiosos y oficiales. La gente mayor se queda horas disfrutando del frescos de las fuentes y de la sombra de las palmeras, mirando los turistas y visitantes que pasean.
Jardines en Casablanca
Jardin Val d'Anfa
Estos jardines están en el barrio rico de Anfa, a la altura del Velódromo, siguiendo para la playa por el bulevar Roosevelt. Es un lugar fresco, agradable porque sopla además un poco de viento del mar. La ciudad y el ayuntamiento están renovando poco a poco los espacios verdes de Casablanca, hacía falta. Este está muy bien cuidado, mucho más que la parte que está al lado del mar. Puedes ir a pie luego a la playa, si haces un picnic ahí. El edificio central, que es donde los jardineros tienen las herramientas y descansan, es de un curioso estilo modernista, típico del barrio, ya que en Casablanca trajeron a muchos arquitectos en los años 50 - 60, desde Europa, para construir casas y edificios públicos modernos, y estos hicieron construcciones bastante atrevidas.
Jardines en Casablanca
Jardines Moulay Roussef
La zona de Habous así como el resto de la ciudad de Casablanca no cuenta con una gran oferta de zonas verdes y jardines donde poder descansar. Es por ello que nosotros recomendamos si estáis por el Barrio de Habous, visitéis los conocidos como Jardines Moulay Roussef. Estos jardines pequeños jardines posee además de flores y zonas arboladas, bancos para poder sentarnos y disfrutar de las codiciadas sombras en los meses de verano. Además podremos ver pasar la vida comercial de Habous y ver la mezquita más grande del barrio que llama como todos 5 veces al rezo.
Jardines en Casablanca
La Coupole
La cúpula es un edificio que está en la esquina del parque de la Ligue árabe, en el centro de Casablanca. Es el Palacio de las Conferencias, o también le dicen Koubba, que representaba la ciudad de Rabat en la exposición franco - marroquí de 1915 en Casablanca. La exposición estaba en unos terrenos entonces sin construcciones, donde colocaron unos cien pabellones temporales en las cuales los municipios y los industriales franceses y marroquís presentaban sus actividades. La estructura metálica del pabellón se transporta un poco más tarde hacia el parque Lyautey, hoy llamado Ligue árabe. Junto con el pequeño edificio de la sociedad de horticultura, la cúpula fue un pequeño teatro, antes de ser convertido por una asociación de antiguos alumnos de Casablanca.
Jardines en Casablanca
Parque Ligue Arabe
El parque de la Ligue ARabe es el gran parque que encuentras detrás de la plaza Mohamed V cuando te alejas del centro. Está delimitado por la calle de Alger y la avenida Hassan II. Antes se llamaba parque Lyautey, del nombre del administrador francés que construyó muchos de los edificios oficiales de la ciudad, en los años 1920. El arquitecto Laprade dibujó este jardín en 1915, y se usaron en mayoría los prisioneros de guerra alemanes para construirlo. La creación del parque viene de un gran urbanista francés que quiso dotar Casablanca y su ciudad nueva de unos espacios verdes para los habitantes, como se empezaba a hacer en París, Barcelona... Hay un terreno de atletismo, pero habían previsto más terrenos de deporte. Al mismo Laprade se le debe los jardines de Oudayas en Rabat, y la restauración del hotel La Mamounia de Marrakech.