Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Sofia?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Jardines en Sofia

16 jardines en Sofia

Jardines en Sofia
Gradska Gradina Gardens
(3)
Bonitos jardines muy chulos para pasear por la tarde.
Jardines en Sofia
Parque Krystal Garden
(1)
El Parque “Krystal Garden”, ubicado en el centro del casco histórico de la ciudad de Sofía, capital de Bulgaria debe su nombre al antiguo “Restaurante Cristal”, que durante los años en que permaneció abierto fue uno de los puntos de reunión más famosos de la ciudad. Hoy en día, el parque sigue siendo punto de encuentro para la población joven de Sofía, especialmente durante los días calurosos del verano. En el centro del parque se encuentra una gran escultura con el rostro de Stefan Nikolov Stambolov, un reconocido político, periodista y revolucionario que fungió como Primer Ministro de Bulgaria desde 1887 hasta 1894, ganándose la aprobación de la gran mayoría de sus conciudadanos y proclamándose como uno de los personajes más famosos y populares de la historia de país. Para los amantes de la fotografía y en general para quienes gustan de disfrutar una buena vista, el Parque Krystal Garden es uno de los mejores puntos en la ciudad para ver la Iglesia de San Nicolás el Milagroso (conocida popularmente como “La Iglesia Rusa de Sofía”). Si bien no es tan popular como la Catedral de Alejandro de Neva, con el paso del tiempo ha ganado relevancia entre los circuitos turísticos de la capital búlgara.
Jardines en Sofia
(1)
Jardines en Sofia
Jardín Árgel
El Jardín Argel se encuentra en la zona norte de Sofía, la capital de Bulgaria. Es el primer parque de los varios que uno tiene que cruzar si decide caminar desde la Estación Central de Trenes hasta el Casco Histórico de la ciudad. Es atravesado a la mitad por el Boulevard Hristo Botev, y pertenece a la municipalidad de “Serdika”. Además de que el parque es un buen lugar para escapar del bullicio de la capital búlgara, su historia es también bastante interesante. Desde el año 1964, Sofia y Argel (capital de Argelia) son ciudades hermanas, y en 2004 el gobierno argelino cambió el nombre de un parque en la capital del país a “Jardín de Sofía”. Dos años después, el ayuntamiento de la capital búlgara hizo lo propio y renombró al antiguo “Jardín Klokotniska”. El parque se encuentra bien equipado con bancas y máquinas de ejercicio al aire libre. Después del comienzo de la Crisis Migratoria de 2015 en Europa, el parque se llenó de carpas improvisadas donde dormían cientos de migrantes provenientes principalmente de Siria. Hoy en día, el sitio ha recobrado su aspecto original y una serie de trabajos de remodelación han sido llevados a cabo recientemente por el gobierno municipal.
Jardines en Sofia
Parque de la Santísima Trinidad
El Parque “Света Троица” (o “Parque de la Santísima Trinidad”) se encuentra al norte del casco histórico de la ciudad de Sofía, en Bulgaria. Se trata de uno de los jardines públicos administrados por el gobierno municipal de la capital búlgara que hacen que esta ciudad sea considerada como una de las más verdes de la península balcánica. Como la mayor parte de los sitios públicos en Sofía, el Parque de la Santísima Trinidad es un sitio limpio, seguro y bien mantenido que es perfecto para escapar del bullicio urbano en el centro y las avenidas de la ciudad. Dentro del parque se encuentra la Iglesia de la Santísima Trinidad, además de una serie de monumentos y esculturas dedicadas a los héroes de la historia de Bulgaria; en especial a quienes lucharon contra el dominio del Imperio Otomano en el país. Durante los días de verano, un parque temático construido con base en la película “Piratas del Caribe” abre sus puertas a los chicos de la ciudad que visitan el parque durante los fines de semana. Además, a un costado se encuentra un pequeño centro de actividades con tirolesas, puentes colgantes y demás juegos al aire libre. La entrada al parque es gratuita durante todo el año.
Jardines en Sofia
Parque Doktorska
Ubicado entre las avenidas Oborishte y Shipka, cerca de la Biblioteca Nacional de Bulgaria, el Parque Doctorska (o “Parque de los Doctores”) es uno de los jardines públicos más importantes de la ciudad. Es conocido por sus habitantes principalmente gracias al Monumento a los Doctores caídos durante la Guerra de Liberación entre 1877 y 1878. Esta construcción, en forma de pirámide, fue realizada por el arquitecto ruso Antony Osipovich. Tanto el monumento como el parque han sido dedicados principalmente a miembros de la Cruz Roja Rusa que murieron durante batallas en contra del ejército comunista. En el sitio donde hoy se encuentra el monumento se ubicaba un cementerio turco construido durante la ocupación del imperio otomano en Bulgaria. En 1936, el entonces Rey Boris III decidió construir un jardín de juegos infantiles que –para su época- significaba una idea revolucionaria en el país. El sitio contaba con una piscina y un teatro con capacidad para 600 espectadores. El lugar sobrevivió hasta finales de la década de los ’90, cuando la alcaldía municipal puso en marcha un proceso de restauración del parque que lo devolvió a su estado original. También como parte de este proyecto, el parque fue renombrado y adoptó su nombre actual.
Jardines en Sofia
(1)
Jardines en Sofia
Parque San Nicolás
El Parque San Nicolás de Sofía se encuentra a un costado de la iglesia homónima, al oeste del casco histórico de la capital de Bulgaria. Si bien no es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, aquí se conservan varias estatuas que conmemoran los principales hechos históricos en el país balcánico. Justo en el centro del parque se encuentra el “Monumento al Soldado Búlgaro”; una estatua de cuerpo completo de un soldado anónimo sosteniendo la bandera nacional. Ya que la Iglesia de San Nicolás es una de las joyas más impresionantes que pueden encontrarse saliendo del principal circuito turístico de la capital búlgara, una vuelta por el parque merece también mucho la pena. Para llegar basta con caminar unos diez minutos desde la plaza central de la ciudad siguiendo la Avenida Pirotska. La estación de metro más cercana es “Opalchenska”. Desde aquí se puede llegar también en unos diez minutos de caminata al mercado Dimitar Petkov, que también es una sorpresa olvidada por las guías turísticas de Bulgaria. Si bien el parque está abierto las 24 horas, es bueno consultar los horarios de la iglesia para hacer que las visitas a ambos lugares coincidan en un mismo recorrido.
Jardines en Sofia
Parque de San Pedro y San Pablo
El Parque de San Pedro y San Pablo se encuentra en el distrito de Borimechkata, al oeste de la ciudad búlgara de Sofía. Es considerado como uno de los parques en mejor estado y con mayor número de visitantes de la capital. Está rodeado por dos de las avenidas más importantes para el transporte de Sofía, el “Konstantin Velichov” y la “Avenida Revolución”. Antes de que se construyera la Iglesia de San Pedro y San Pablo en el corazón del parque, éste era llamado “Parque Alejandro Borimechkov”. Sin duda alguna, el atractivo principal del parque es precisamente la Iglesia Ortodoxa “San Pedro y San Pablo”. Construida en 1929, se trata de un recinto con tres altares dedicados a San Constantino, Santa Elena y San Eutimio de Tarnovo. Este último es considerado uno de los personajes más importantes de la historia búlgara en la época medieval. La iglesia ha sido una verdadera sorpresa para mí, ya que no esperaba encontrar un sitio tan bonito fuera del casco histórico de Sofía. Es cierto que la Iglesia de San Alejandro de Neva se roba todas las miradas, pero saliendo un poco del circuito turístico se pueden encontrar sitios como éste, que merecen la pena ser descubiertos por cada vez más turistas.
Jardines en Sofia
Parque Vuzrajdan
El “Parque Vuzrajdan” es uno de los símbolos más representativos del renovado espíritu de crecimiento que comenzó a surgir en Bulgaria después del fin del período comunista en el país. Se trata del primer parque construido en la ciudad después de la revolución; se ubica entre las Avenidas Nishavski y Skobelev, en medio de una zona residencial dominada por gigantescos edificios que datan del inicio del socialismo en Sofía. En medio de una zona francamente gris y triste, un área verde fue lo mejor que pudo haberse construido para alegrar un poco el ambiente tanto para locales como para turistas en la ciudad. Con un costo de 6 millones de Levs búlgaros, el parque cuenta con senderos peatonales y carriles exclusivos para ciclistas. Durante los meses de verano se instala aquí el circo más grande del país y el parque es también sede de importantes eventos artísticos y culturales. Además, en el lugar hay un pequeño lago artificial y algunas esculturas representativas del arte contemporáneo en el país. Se espera que nuevos elementos se añadan al lugar con el objetivo de atraer cada vez más visitantes. La ubicación céntrica y el tamaño del lugar hacen que sea un buen sitio para recorrer si se quiere tener una idea de lo que ha ocurrido en Bulgaria después del comunismo, que a veces parece que hubiera frenado el paso del tiempo en el país entero.
Jardines en Sofia
Parque Yuzhen
El Parque “Yuzhen” es uno de los más grandes de la ciudad de Sofía, en Bulgaria. Se encuentra en la zona sur de la capital, y ocupa buena parte de los distritos de Lozenets y Ivan Vazov. Durante los meses de verano, el sitio está siempre repleto de locales haciendo días de campo y corredores ejercitándose en las pistas de atletismo que rodean al parque. Con el buen clima llegan también los conciertos gratuitos, las exhibiciones creadas por universitarios locales, los pequeños mercados y las actividades culturales. Si se quiere escapar por un momento del bullicioso centro de Sofía, hay pocas mejores opciones que el Parque Yuzhen. Se puede acceder desde la estación “Unión Europea” del Metro de Sofía, aunque la caminata desde el centro de la ciudad tampoco es demasiado larga. La punta norte del parque está pegada a la plaza del Palacio Nacional de la Cultura, por lo que es posible incluso caminar desde el final del Parque Yuzhen hasta el casco histórico de la ciudad siempre dentro de un área verde pública. Si bien durante el invierno el parque está predominantemente cubierto por la nieve y el hielo, merece mucho la pena visitarlo y caminar en silencio en un espacio natural al medio de las avenidas de la capital búlgara.
Jardines en Sofia
Parque Lozenets
Una de las principales características del régimen comunista en Bulgaria fue la destrucción de los lugares de recreo que anteriormente habían servido como puntos de encuentro para los habitantes de las ciudades del país. En la zona de Lozenets, al este del casco histórico de la ciudad de Sofía, se encontraba un complejo de baños termales que era visitado diariamente por los habitantes de la capital. En el año 1975, el gobierno se apropió del terreno de la noche a la mañana e inició su demolición para construir un enorme edificio que posteriormente albergaría al Comité Central del Partido Comunista Búlgaro. De los antiguos baños termales no quedaron más que ruinas, que fueron rescatadas al final del período socialista y convertidas en un modesto parque público para los habitantes de la ciudad. Hoy en día, aquel parque es conocido como “Jardín Lozenets”, y es principalmente famoso por la cantidad de estatuas, esculturas y monumentos que rinden homenaje a todos aquellos que lucharon contra la imposición de las ideas comunistas en el país. Es sorprendente como cada uno de los elementos del parque está acompañado con velas y banderas colocadas por los vecinos del lugar sin mayor interés que el de conmemorar a sus héroes. No tendrá el encanto de los originales baños termales de Sofía, pero el Parque Lozenets es sin duda alguna un lugar clave para entender la extensión de las políticas comunistas en Bulgaria hacia sus habitantes.
Jardines en Sofia
Parque Knyazheska
El “Parque Knyazheska” (o “Parque de las Princesas”) es un jardín público ubicado en el corazón del casco histórico de la ciudad de Sofía, en Bulgaria. Antes de, y durante el período comunista en Bulgaria, el parque no era más que una zona pantanosa totalmente olvidada tanto por las autoridades como por la población local. Sin embargo, después de la liberación del país, el sitio fue reconstruido totalmente y se convirtió en uno de los parques más bonitos de la capital búlgara. Al centro del parque corre el río “Tesalónica”, que pasa por centro de la capital y desemboca en el río Perlovska. Después de la liberación de Bulgaria se construyeron monumentos y esculturas en el parque en conmemoración a los héroes de la historia nacional. Se instaló también un jardín botánico y se adaptó el anteriormente pantanoso terreno para incluir senderos peatonales y carriles para ciclistas. En el año de 1956 se construyó la “Plaza del Ejército Soviético”, un colosal monumento hecho de concreto y dedicado a los soldados de la Unión Soviética que entonces ayudaron a liberar a Bulgaria del comunismo. Incluso poco después de su inauguración, el nombre oficial del parque cambió a “Jardín del Ejército Soviético”, que fue sin embargo revertido por las autoridades municipales en el año 2011.
Jardines en Sofia
Parque de San Clemente de Ocrida
El Parque San Clemente de Ocrida se encuentra en la zona más céntrica de la ciudad de Sofía, en Bulgaria. Es uno de los lugares más bonitos para sentarse y observar la maravillosa arquitectura de la Catedral de Alejandro de Neva, que es sin duda alguna el edificio más bonito de Bulgaria. La iglesia se encuentra a unos doscientos metros del parque, y en días soleados es el lugar perfecto para los amantes de la fotografía que buscamos el mejor ángulo para retratarla. Sin embargo, la Iglesia de Alejandro de Neva no es la única construcción prominente cerca de Parque San Clemente de Ocrida: la Universidad de Sofía se encuentra también a un costado. Se trata de la más importante institución educativa en toda Bulgaria, que es albergada por un edificio neobarroco construido a principios del Siglo XX. La casa educativa –sin embargo- vio sus inicios en 1888. Sentarse en el parque San Clemente y observar la vida diaria de los habitantes de Sofía con la maravillosa arquitectura como fondo es una experiencia que siempre recordaré como especial cariño como parte de mi viaje a Bulgaria. Pocas veces oímos algo de este país, y quizás por eso es que sorprende tanto encontrarse con tanta belleza en el corazón de su capital.
Jardines en Sofia
Parque Zajmov
(1)
El Parque Zaimov –ubicado al norte de la ciudad de Sofía, en Bulgaría- es conocido principalmente por haberse convertido en el primer espacio público en ofrecer Wi-Fi gratuito a sus visitantes en todo el país. Sin embargo, a parte del internet (que sí que viene bien para los locales y también para los turistas), el sitio es una de las áreas verdes de mayor importancia en la capital. El nombre del parque hace referencia al General Zaimov , un oficial búlgaro que jugó un importante papel durante las guerras que finalizaron con la Reunificación Nacional en el año de 1918. Es uno de los pocos lugares en la capital búlgara que han conservado el nombre dado después de su fundación. Especialmente en días de verano, el parque está siempre lleno de locales y ocasionalmente turistas que se reúnen en uno de los tantos parques de la ciudad. Cerca del sitio se encuentran también importantes edificios que albergan las embajadas de la República Checa y Eslovaquia, así como la Casa de la Cultura de Bulgaria. A principios del Siglo XXI se realizó una serie de cambios a las líneas de transporte público de la ciudad, haciendo del Parque Zaimov un importante nudo de conexiones entre las principales líneas de autobuses y tranvías de Sofía.
Jardines en Sofia
Parque Tsar Samuel
La Plaza “Tsar Samuel” se encuentra en el corazón del casco histórico de Sofía, la capital de Bulgaria, a pocos metros de la famosa Iglesia de San Alejandro de Neva. En el centro de la plaza se encuentra una estatua de cuerpo completo que representa al primer Emperador del Imperio Búlgaro. El Tsar Samuel es reconocido por haber logrado mantener la independencia del país a pesar de la creciente expansión del Imperio Bizantino. Su histórica enemistad con el Emperador Basilio II (apodado “El Asesino de Búlgaros”) lo convirtió en uno de los más populares personajes históricos entre la población búlgara. Sin embargo, a pesar del simbolismo de la estatua y la plaza, el sitio se hizo famoso después de que un grupo de jóvenes locales se dieron cuenta de que los ojos del Emperador brillaban en la oscuridad. La noticia le dio la vuelta al mundo y el sitio se convirtió en un atractivo para los curiosos. Finalmente se descubrió que los ojos de la estatua estaban cubiertos con una sustancia fluorescente. Si bien los ojos del emperador no brillan más, la plaza sigue mereciendo una visita para cualquier turista que recorra la ciudad de Sofía, especialmente teniendo en cuenta su ubicación a pocos pasos del mayor atractivo turístico de la capital.