MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Restaurantes en Split

34 colaboradores

12 lugares donde comer en Split

Restaurantes en Split
Restaurantes en Split
Konoba Varos
(2)
Local elegante pero que se las arregla para mantener precios justos, garantizando al mismo tiempo una calidad en la comida a muy alto nivel. Es imposible no degustar sus excelentes calamares a la plancha. También merecen especial atención las sencillas, pero deliciosas, sopas de pescado de la casa. Y es casi obligatorio que probemos sus deliciosos postres, especialmente los panqueques, que se derriten en la boca. El restaurante está situado a pocos pasos del centro histórico y de la orilla, en la entrada del barrio de pescadores.
Bares de Tapas en Split
Restaurantes en Split
Restaurantes en Split
Bares de Tapas en Split
Uje Oil Bar
Slowfood y comida tradicional en uno. En este restaurante se pueden probar hasta 50 variedades de los mejores aceites croatas. Incluso el de sus propios olivos. Además, se pueden probar otros platos y tapas tradicionales de Dalmacia y de Split. Tienen un menú diario que no probamos pero que dicen que es nuevo todos los días y basado en ingredientes frescos. Hornean su propio pan, que es otra de sus señas de identidad junto con el aceite. Recomendamos una cata de dos o tres aceites, unos quesos y que os recomienden un vino para acompañarlo. Una cena slow, ligera y muy mediterránea en un espacio realmente bonito. Ah! Los postres también merecen una mención. El helado, hecho por ellos, está buenísimo. Y el pastel de chocolate en vez de llevar azúcar lleva un edulcorante natural. Delicioso y muy sano!
Cafeterías en Split
Café Luxor
Este humilde café, con un nombre que recuerda un tanto a Egipto, es una de las grandes atracciones que hay para los turistas que visitan el Palcio de Diocleciano, en la ciudad de Split, en Croacia. Esto se debe a su privilegiada situación, justo enfrente del palacio de la catedral, y también a los cómodos taburetes colocados en la escalinata de la misma catedral,que le proporcionan un encanto muy especial al hecho de disfrutar allí de un aperitivo antes o después de un paseo por las calles llenas de historia de la ciudad. El nombre Luxor viene de los tiempos en que Diocleciano dio una pasadita por Egipto y decidió traer de recuerdo una esfinge que aún hoy, contrasta con la arquitectura romana del palacio de la catedral. Prácticamente una herejía frente al altar.
Restaurantes en Split
(2)
Cafeterías en Split
Vidilica
(1)
Para mi llegar al cementerio judío de Split fue un respiro. Dejamos atrás a los cientos de turistas que llenaban cada rincón de Split y llegamos a un lugar tranquilo, con geniales vistas de la ciudad. Allí y junto al cementerio judío está este local que sirve de restaurante y café. Sin duda un lugar perfecto para disfrutar de una comida o bebida.
Bares de Tapas en Split
Figa Food Bar
Es difícil no ver este relajado "food bar " en las estrechas calles del casco antiguo de Split. Tanto por los sofás con cojines de colores vistosos, como por su nombre, que salta a la vista. Y el hecho de que el gerente habla italiano y haya vivido en Italia sugiere que el significado del nombre no le es del todo desconocido. Pero no investiguemos más. Este acogedor bar sirve bebidas y también alimentos de buena calidad (especialmente la pasta hecha ahí mismo), y es muy popular, sobretodo por la noche, cuando se llena para el aperitivo. Por supuesto, hay wi-fi gratis (y, de hecho, las mesas durante la tarde a menudo están ocupadas por clientes con ordenador portátil o tablet). Split es realmente un lugar recomendable.
Restaurantes en Split
San Giovanni
Este restaurante a los pies del Templo de Jupíter cuenta con un buen número de mesas en la plaza en la que está ubicado en las que uno puede hacer un alto en el camino y degustar algo de cómida dálmata. Un poco de queso, jamón... todo muy mediterráneo y bañado con alguna cerveza fresquita para mitigar el calor del verano.
Cafeterías en Split
(1)

Comer en Split

La cocina croata tiene mucha influencia de la cocina mediterránea de países como Grecia, Italia o España. Sobre todo en ciudades como Split, al sur, en el mar adriático, la influencia mediterránea en los restaurantes en Split se deja notar más que en otras zonas del país, además también tiene platos populares y tradicionales.

El aceite de oliva y el buen vino en la mesa son dos ingredientes que no pueden faltar en la buena mesa croata, todos los sitios para comer en Split utilizan estos ingredientes naturales. Los pescados y mariscos, propios de los mejores restaurantes de Split, cocinados con arroz; un buen embutido, o unas buenas carnes de cordero, nunca faltan a la hora de comer o cenar en Split.

En Croacia además encontramos una fuerte influencia italiana en la comida, por ello la proliferación de pizzerías es importante en ciudades como Split. También debemos destacar un nombre, Konoba, es el nombre que reciben las tascas de la ciudad, donde podemos comer barato en Split.

La gastronomía nacional es rica en ingredientes populares que apenas se elaboran y que existen en casi todas las regiones, como es natural si las ciudades que visitamos se encuentran en zona costera no podremos abandonar esos lugares sin probar las delicias que el Mediterráneo nos otorga, por ello os ofrecemos Porkolt, pez siluro guisado con una salsa de pimentón roja, servido en algunos sitios para cenar en Split de manera excelente. Podemos optar por un módico precio por una mariscada con las Prstaci, que son nuestras queridas almejas, gambas del adriático y otros lujos del mar en algunos restaurantes en Split centro. También existen otros sitios donde comer o cenar en Split platos como el pescado seco, sopas de pescados con nombres impronunciables, salchichas de pescado, carpa frita, plato de origen otomano, el smudj, pez lucio con nata y el Brodet, elaborado con arroz, una especie de paella croata.

Pero sin duda, en un país en el que predominan grandes extensiones de pastos y numerosos animales que los pueblan, el plato estrella es la carne, sobre todo en las zonas interiores, hay numerosas recetas que hacen honor a la preciada gastronomia croata. El pollo relleno asado acompañado de compota de membrillo, apreciado por los alemanes, el pastel de carne y arroz envuelto con hojas de col y la carne de caballo, influencia italiana.