Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Meknes-Tafilalet?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Meknes-Tafilalet

725 colaboradores
Lo más visitado en Meknes-Tafilalet
Desiertos en Merzouga
Desierto de Merzouga
(33)
5 actividades
Desiertos en Merzouga
Erg Chebbi
(27)
5 actividades
Ciudades en Mequínez
Meknes
(3)
3 actividades
Ruinas en Mequínez
Volubilis
(1)
2 actividades
De interés turístico en Merzouga
PSP Travel
(17)
Desiertos en Merzouga
Merzouga
(8)
2 actividades
Monumentos Históricos en Mequínez
Bab el Mansour
(3)
Pueblos en Erfoud
Oasis de Tafilalet
(3)
1 actividad
Ciudades en Ifrane
Ifrane
(6)
5 actividades
Pueblos en Khamlia
Khamlia
(2)
2 actividades
Desiertos en Merzouga
Hassilabied
(2)
Monumentos Históricos en Mequínez
Mausoleo de Moulay Ismail
Ciudadelas en Mequínez
Medina de Meknes
1 actividad
Sitios insólitos en Merzouga
Haimas del desierto
(4)
1 actividad
Reservas Naturales en Ifrane
Parque nacional Ifrane
(1)
2 actividades
Ríos en Ifrane
Cascada del refugio
(2)
Pueblos en ar-Rasidiyah
Hassi Labied
Desiertos en Merzouga
Desierto de Merzouga
(33)
5 actividades
Desiertos en Merzouga
Erg Chebbi
(27)
5 actividades
Desiertos en Merzouga
Merzouga
(8)
2 actividades
Desiertos en Merzouga
Hassilabied
(2)
Desiertos en Erfoud
Desierto de Erfoud
(1)
Desiertos en Ouzina
Desierto de Ouzina
Desiertos en Errachidia
oubira oasis merzouga
(2)
1 actividad
Desiertos en Merzouga
Morocco-Deserttrek
Desiertos en Errachidia
Foum Mharech en el Desierto del Sahara
1 actividad
Desiertos en Goulmima
Desiertos en Khamlia
Oasis de ramlia
1 actividad
Desiertos en Errachidia
Desierto de Chourarif
Monumentos Históricos en Mequínez
Bab el Mansour
(3)
Monumentos Históricos en Mequínez
Mausoleo de Moulay Ismail
Monumentos Históricos en Ifrane
El leon de Ifrane
(3)
Monumentos Históricos en Er-Rich
Ciudad de Meski
(1)
Monumentos Históricos en Mequínez
Dar el Ma
Monumentos Históricos en Mequínez
Paredes de Moulay Ismail
Monumentos Históricos en Mequínez
Mausoleo Sidi Ben Aissa
Monumentos Históricos en Mequínez
Muralla
(1)
Monumentos Históricos en Mequínez
Koubbat as sufara
Monumentos Históricos en Mequínez
Escuela coránica Al Jadida
Monumentos Históricos en Mequínez
Graneros de Moulay Ismail
Monumentos Históricos en Mequínez
Cárcel de los cristianos
Monumentos Históricos en Mequínez
Monumentos Históricos en Mequínez
Monumentos Históricos en Mequínez
Fuente Djenah Carmane
Monumentos Históricos en Moulay Driss Zerhoun
Fuente del Oeste
Monumentos Históricos en Moulay Driss Zerhoun
Fuente Selfati
Monumentos Históricos en ar-Rasidiyah
Calles en Imilchil
Las calles de Imilchil
(1)
Calles en Moulay Driss Zerhoun
Ciudad Santa de Mulay idris
1 actividad
Calles en Erfoud
Las calles de Erfoud
(4)
Calles en Ifrane
Avenue Hassan II
Calles en Ifrane
Rue de la Cascade
Calles en Goulmima
(2)
Calles en Mequínez
Rue Hammam Djedid
Calles en Mequínez
Rue Tiberbanine
Calles en Mequínez
Derb Sidi Ben Aissa
Calles en Mequínez
Rue Dar Smen
Calles en Mequínez
Rue d’Har Sejer
Calles en Mequínez
Rue Zaduia
Calles en Mequínez
Rue Djenah Lamane
Calles en Mequínez
Rue El Anaya
Calles en Mequínez
Rue Rouamzine
Calles en Mequínez
Rue Djemma Berdaire
Calles en Mequínez
Souk el Gzalire
Calles en Moulay Driss Zerhoun
Calle Moulay Idriss
Calles en Moulay Driss Zerhoun
Rue Selfati
Calles en Moulay Driss Zerhoun
Rue Lakhtatba
Pueblos en Erfoud
Oasis de Tafilalet
(3)
1 actividad
Pueblos en Khamlia
Khamlia
(2)
2 actividades
Pueblos en ar-Rasidiyah
Hassi Labied
Pueblos en Volubilis
Mulay Idris y Volubilis
1 actividad
Pueblos en Imilchil
Imilchil
(1)
Pueblos en Azru
Azrou
(2)
5 actividades
Pueblos en Jenifra
Khénifra
Pueblos en Alnif
Alnif
(1)
Pueblos en Boudnib
Pueblos en Er-Rich

250 lugares turísticos de Meknes-Tafilalet

Desiertos en Merzouga
Desierto de Merzouga
(33)
Ir al desierto fue siempre uno de mis deseos, la imaginación se me desbordaba siempre que pensaba en él. Pensar en la luz suave de la mañana y de tarde para ver los volúmenes de las dunas, la pequeñez del ser humano en la inmensidad, la ausencia de ruidos ajenos que llevan a la conciencia de los propios, la relación directa entre el yo y el medio, la "tangibilidad" -palabra que me la cabo de inventar, pero que no encuentro otra para describir la fusión entre la piel y los elementos- del suelo que se pisa. Ya había viajado a Túnez varias veces llevando a varias decenas de alumnos al lado y disfrutando de su disfrute, pero esta vez, en Marruecos las vivencias fueron más allá. ¿Cómo sería la experiencia en las enormes y sonrosadas dunas dunas de Merzouga? Esta pequeña crónica fotográfica intenta narrar esas sensaciones, el viaje llegando a las dunas, su recorte sonrosado en el horizonte, el recibimiento pausado del lugareño, los vendedores ambulantes, la superficie ondulada, las huellas de los pies desnudos, la salida del sol detrás de las nubes, la extraordinaria coloración en rojos de las mismas, las siluetas de las pequeñas caravanas de turistas guiados a pie por los guías del lugar, la alegría desbordante de mis alumnos casi al anochecer. Sencillamente inolvidable. Todos mis sueños se quedaron pequeños y hechos realidad en una tarde-noche irrepetible. Al amanecer, y después de constatar el inmenso tamaño de estas dunas doradas comparadas con la primera caravana matinal, proseguimos el viaje con la sensación de haber asistido a un momento único que quedará marcado además de en mis archivos en mi retina y, lo que es más importante, en la retina de mis alumnos en la seguridad de que también para ellos habrá sido inolvidable. P.D. un servidor ya está fuera de la enseñanza, ellos, los alumnos, fueron los que me invitaron a ir a este último viaje, por supuesto que las fotos se las he regalado, espero que esta imágenes guarden todas y cada una de las sensaciones que tuve en cada disparo, en cada momento, en cada fotón grabado en el sensor. A ellos se las dedico como mi última lección de vida y color, que es a lo que me he dedicado durante casi 35 años.
5 actividades
Desiertos en Merzouga
Erg Chebbi
(27)
Podría contar que El Erg Chebi es un conjunto de fantásticas dunas de aproximadamente veinte kilómetros de largo por unos 6 de ancho en su punto máximo. Podría decir que dentro de ese espacio sólo hay arena, que las dos únicas aldeas emplazadas en el borde de las dunas son Merzouga y Hasie Labied. Pero prefiero contar lo que sentí cuando me introduje allí. Jamás había estado en el desierto, y moría por vivir por la experiencia. Junto a mi hija habíamos viajado hasta Hasie Labied en un coche alquilado en Marrakech, y la sensación de haber llegado hasta allí sin depender de nadie me tenía fascinada. Esperamos a la tarde: Un poblador que hablaba un poco de francés nos dijo que en junio la mejor hora era el atardecer, en cambio en invierno lo mejor es internarse en las dunas al amanecer. Con el sol todavía arriba emprendimos el camino. Dejamos atrás las últimas casas y las defensas hechas con palmera para que la arena no avance al pueblo. Nos quitamos los zapatos. La arena estaba caliente. Subimos la primera duna, luego bajamos corriendo, volvimos a subir otra más alta. No sé a dónde queríamos llegar, probablemente a un sitio desde donde se viera todo el Erg Chebi. Llegó un momento en que las dunas fueron gigantescas. Al mirar hacia donde suponíamos que estaba el pueblo sólo se veía arena. El resto un mar de dunas naranjas, rosadas, que llegaban hasta un horizonte de un azul indefinido. A nuestro alrededor no había nadie. Estábamos agotadas por las subidas, muertas de calor y con los pies ardidos. Pero nuestra felicidad era inmensa. Jugamos como dos niñas. Nos revolcamos en la arena y nuestra piel quedó color dorada. Después, sobre una duna, nos quedamos en silencio. Las dos sentimos lo mismo: La intensidad de la nada. Volvimos casi de noche, nos bañamos y tomamos té bajo las estrellas. Las dunas eran un pozo negro lleno de misterio. Jamás olvidaré la experiencia, una de las fuertes y felices de mi vida.
5 actividades
Ciudades en Mequínez
Meknes
(3)
Meknes A poco más de 65 km. De Fez, capital espiritual de Marruecos, nos encontramos con Meknes ó Mequinez, en el Atlas medio. Puedes llegar en tren desde la estación de Fez, los trenes salen cada poco tiempo y la duración del viaje son unos 45 min. Aproximadamente y el precio del billete al cambio son unos 4 €. Puedes acercarte a su mezquita o a su gran mezquita, visitar alguno de sus mausoleos, el palacio, pasear por su mercado cerrado o salir y andurrear por su zoco, completamente local y sin muchos turistas ó degustar una deliciosa hamburguesa de camello en su plaza, verás el cartelito con la cara del camello en una de las carnicerías,por cierto, exquisita, algo especiada pero muy buena y sobre todo diferente. Desde allí puedes coger un taxi (no debería ser más de 20-25 € por medio día incluyendo Volubilis + Mulay Idris) y dirigirte a Volubilis (antigua ciudad romana, con uno de los yacimientos arqueológicos mejor conservados de la zona del norte de África y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la entrada son 3 €, mejor visitarlo a primera hora, ya que el sol puede resultar infernal. A poco más de 5 km. Nos podemos acercar a Mulay Idris, ciudad santa, y según dicen el ir 5 veces a la tumba de Moulay Idris (fundador de Fez y Meknes) equivale el ir en peregrinación a la ciudad santa de la Meca ó hajj. Seguramente se te acerque algún muchacho del pueblo para contarte la historia de la ciudad, hasta hace poco cerrada al turismo y al que no dejaban pernoctar. Merece la pena que te acompañen en este pequeño paseo, ya que te irán contando historias curiosas y te subirán a una des zonas altas para poder admirar una espectacular y mística panomárica. El precio de esta "excursión" es lo que cada cual crea oportuno.
3 actividades
Ruinas en Mequínez
Volubilis
(1)
Volubilis es el conjunto arqueológico romano más importante de Marruecos. Se encuentra en una zona fértil, muy próximo a la ciudad de Meknés al norte de la cordillera del Medio-Atlas. La ciudad fue inicialmente un asentamiento fenicio y cataginés, pasando a pertenecer al dominio de Mauritania. En el año 40, Roma se anexiona Mauritania tras el asesinato del rey Ptolomeo por el emperador Calígula y Volubilis pasa a formar parte de la provincia de Mauritania Tingitana, con el estatus de municipio, alcanzando un importante desarrollo económico. Su principal riqueza se basaba en la producción de trigo y aceite y en el comercio de fieras para los circos romanos. Después de la caída del imperio la ciudad siguió habitada durante muchos siglos, hasta que fue abandonada y en parte saqueada para la construcción de la ciudad imperial de Meknés. Para llegar a Volubilis hay que ir por la autopista que une Rabat con Fes, la salida está indicada coincidiendo con una de las salidas de Meknés, pero una vez que se deja la autopista ya es un misterio y hay que ir preguntando en cada cruce para poder tomar el camino correcto. Como es típico en Marruecos cuando llegas al sitio te aparecen un montón de guías que ofrecen explicaciones de todo tipo y en español, pero nosotros preferimos pasear sólas y disfrutar tranquilas de las ruínas de la ciudad. Se puede adivinar que tuvo que ser un núcleo urbano importante por su extension, monumentos y tamaño de las casas. En el extremo del "Decumanum" se levanta un arco de triunfo y en el centro se encuentra el foro que goza de um un templo y una basílica, en notable estado de conservación. Aunque las casas sólo conservan la base de los muros, en algunas se pueden contemplar mosaicos bellísimos, en muchos con dibujos de animales salvajes y gladiadores. Mi visita a Volubilis fue ya hace unos años, en febrero de 2008, en esa época estaban construyendo un museo, por eso espero que ya esté listo y el visitante pueda contemplar algunas muestras del patrimonio romano encontrado en Volubilis.
2 actividades
De interés turístico en Merzouga
PSP Travel
(17)
Hace unos días volvimos de Marruecos. Fuimos en familia y nuestra experiencia ha superado nuestras expectativas. Hemos visitado Marrakech, Dades, Merzouga, Rissani, Essaouira, Ait Ben Haddou. Hemos visto paisajes increíbles, hemos comido en restaurantes típicos marroquís, hemos bebido mucho te con menta (que rico), hemos comprado pescado en el puerto de Essaouira que finalmente nos cocinaron en un restaurante de la misma población, hemos visitado una casa de una familia bereber y lo mejor de todo, hemos dormido dos noches en el desierto, una en un Jaima i la otra en un hotel a pie de dunas. Nos hemos traído muy buenos recuerdos. Queremos agradecer a Tarik su compañía, consejos y la logística preparada para que todo saliese redondo. Ha sido fantástico. Cuando vuelva a Marruecos serà con PSP Travel.
Desiertos en Merzouga
Merzouga
(8)
Cada año viajamos a Merzouga al alberge de Hassan y Ali para nosotros es nuestra casa , desde Mallorca recorro empresas y Ayumtamientos que colavoran con nosotros y recogemos ropa, zapatos, chocolatinas, comida,juguetes, pinturas, etc y desde el alberge recorremos rutas por el desierto y vamos dejando en cada pueblo que encontramos en el camino esas son nuestras vacaciones y nuestros hijos las disfrutan mucho. Un saludo, Xisco.
2 actividades
Monumentos Históricos en Mequínez
Bab el Mansour
(3)
Esta maravillosa puerta adornada de ceramica verde ( el color representativo de la ciudad) es el monumento más famoso y una de las entradas a la ciudad imperial de Méknes. La Puerta fue construida entre los Siglos XVII y XVIII por orden de Moulay Ismail, y se considera la puerta mas grande de Marrueco y todo el Norte de África. Cuenta con tres arcos elaborados de ceramica brillante con unos artísticos entramados, aunque con el paso del tiempo y los gases que emiten los coches va perdiendo su color. Las columnas de mármol son de Volubilis y su altura es casi de 20 metros.La entrada no se puede hacer por la puerta principal, que permanece cerrada para preservar conservación, pero si por las otras puertas laterales. La Puerta comunica la Plaza de Lalla Aouda con el populoso barrio de Dar El Kebira, en la plaza es muy frecuente encontrarse con "guías espontáneos" que se ofrecen para enseñarte los alrededores.
Pueblos en Erfoud
Oasis de Tafilalet
(3)
Ni tenía idea, ni me podía imaginar que en ese palmeral que veíamos allá abajo, desde el pueblo, habría tanta vida, bajamos para hacernos un treking en el único sitio de Marruecos donde puedes hacer algo parecido en agosto sin morir bajo el sol (a no ser que seas un Tuareg), al principio fue una caminata agradable entre palmeras, con desniveles y esas cosas, pero pronto llegamos a un río y encontramos paisanos cultivando sus campos, y un poco más allá más gente trasladando en burros sus frutos, bañándose, lavando ropa....todo lo que el palmeral da, el marroquí lo aprovecha, y es que esto es un paraíso al lado de las desoladas y ardientes calles que esperan el regreso del trabajo un poco más arriba de sus cabezas. No me atreví a fotografiar las gentes que nos íbamos encontrando, ahora soy un poco más descarado en ese aspecto (no mucho más) ya que era un poco como que nos estamos metiendo es sus vidas sin permiso, en sus lugares de trabajo y en sus medios de sustento y aunque siempre nos recibieron con una sonrisa no dejamos de ser unos elementos fuera de lugar que sin duda aportan poco a sus vidas, quizá solo algo que contar a la noche a sus familias. "¡pues no habían unos guiris andando por el palmeral esta tarde!, no sé que buscarían, nada bueno seguro...."
1 actividad
Ciudades en Ifrane
Ifrane
(6)
Parece mentira que en Marruecos podamos encontrar un lugar tan distinto al resto de ciudades. Dada su altitud, el pueblo está rodeado de árboles y abandona el toque desértico de muchas otras. Considerada una ciudad de alto valor económico (de hecho, aquí está la universidad más cara del país), se puede pasear visitando la famosa escultura del leon o las casas con tejados inclinados debido a las nevadas del invierno. Muy cerca está la atracción principal: el bosque de monos. Ya sea a pie o en caballo o burro, podemos adentrarnos en el bosque y pasear rodeados de macacos que nos pedirán cacahuetes, palomitas y todo lo que los turistas y gente de la zona les ofrezcan. Una experiencia única.
5 actividades
Pueblos en Khamlia
Khamlia
(2)
En nuestro primer día en el desierto, nos acercamos a este pequeño pueblo en el que viven personas de origen subsahariano. En una de las casas del pueblo, pudimos disfrutar de varias danzas bereberes mientras nos tomábamos un buenísimo te moruno. Es una manera de ayudar a las gentes del pueblo que se sacan de esta forma un dinero.
2 actividades
Desiertos en Merzouga
Hassilabied
(2)
Estuvimos poco más de una semana por el país, queriamos ir al desierto si o si, lo dejamos para el final y solo nos quedaban 3 días para bajar y volver a coger el avión. Estábamos encantadas con el viaje y cuando llegamos al desierto fue más increíble todavía, es un lugar mágico, los paisajes son impresionantes y la gente super amable. Estuvimos en casa de la familia Ouala, nos acogieron muy bien en su casa, y nos llevaron con los camellos hasta las tiendas que hay en el desierto, cenamos en medio del desierto, fue una experiencia única, fue una pena tener que irnos tan pronto.
Monumentos Históricos en Mequínez
Mausoleo de Moulay Ismail
Moulay Ismail era el sultán soberano de Meknes y del imperio Marroquí en el siglo XVIII. Murió en 1727 y su hijo Moulay Abdellah siguió su rumbo, terminando las grandes obras de ru padre mientras las ciudad era capital del imperio. El mausoleo está cerca de la puerta Er Reth, y existía mientras Moulay Ismail seguía vivo. Fue erigido en 1703 por Ahmed Eddahbi, y es donde Moulay Ismail descansa junto a una de sus esposas y dos de sus hijos. Es de los pocos lugares religiosos del país abiertos a los no musulmanes. La entrada es gratuita, es como una mezquita, y no puedes sacar fotos de las tumbas, por respecto a los muertos. Algunos oficiales tienen el derecho de rezar al lado de las tumbas, los demás se tienen que quedar en un pequeño vestíbulo, en el cual te tienes que quitar los zapatos. Las decoraciones son preciosas, entre otras cosas puedes ver cuatro relojes, regalos de Louis XIV el rey de Francia a Moulay Ismail.
Ciudadelas en Mequínez
Medina de Meknes
Meknes es un lugar no demasiado visitado por los turistas, apenas ves occidentales, pero es un lugar fascinante, mágico y recomendable para el viajero. Sus calles de la Medina, con sus puestos agrupados por gremios son una maravilla, puedes encontrarte de todo, desde especias y comida hasta pieles y zapatos, destaca la arquitectura que da al lugar un toque muy árabe. Como en la mayoría de los enclaves musulmanes , mucha vida empieza al irse el sol, con un fascinante mundo lleno de experiencias, gentes, sonidos, olores y aventuras
1 actividad
Sitios insólitos en Merzouga
Haimas del desierto
(4)
No me lo podía creer! íbamos a lomos de un camello que andaba con toda soltura por altísimas dunas siguiendo un tuareg que portaba una bolsa de comida (que le había dado nuestro guía) para ofrecérsela a la primera familia de nómadas que tuviera la gentileza de alojarnos por un día en sus haimas y compartir con nosotros lo que sería una de las mejores noches de mi vida. Y después de 3 horas de camello encontramos una familia y como era de esperar nos acogió, la mujer estaba escondida en una haima y le pudimos ver poco el pelo, el marido cuidaba su pequeño ganado y los 3 niños nos miraban como quien mira un marciano que acaba de aterrizar en tu casa y que por alguna extraña razón tu padres ni siquiera le pregunta que hace allí. Llego la noche, y después de cenar con las manos, sin prácticamente luz y tragando parte de comida, parte de arena y algún bicho que fondeaba por nuestra fuente de barro, el cielo se llenó de estrella....todas para nosotros...nos tumbamos al aire libre encima de nuestros sacos ¡¡¡¡¡nunca he visto ni sé si veré tantas estrellas fugaces!!! la belleza del espectáculo que teníamos delante de nosotros nos impedía conciliar el sueño, era como si no quisiésemos que la noche terminara nunca, solo queríamos eternizar el momento.....al final caímos dormidos de puro cansancio pero por suerte habíamos puesto el despertador de nuestros móviles (de poco más servían aquí) para poder ver amanecer desde la duna más alta, y después de un esfuerzo no imaginado antes de comenzar la escalada contemplamos uno de los más bellos amaneceres de nuestras vidas.......
1 actividad
Reservas Naturales en Ifrane
Parque nacional Ifrane
(1)
En pleno Parque Nacional de Ifrane hay un lugar donde se puede interactuar con los monos de Bebería, una especie casi en extinción y que sobrevive gracias a la atracción turística que son. No hace falta adentrarse mucho entre el bosque de cedros, ya que ellos están más que acostumbrados a la presencia humana. Lo que nos hemos reído con sus travesuras, en cuanto te descuidas te enganchan cualquier cosa, desde una bolsa de cacahuetes a las gafas o la cámara!!! Nos hemos encontrado con muchas familias que vienen a pasar el día a este impresionante bosque de cedros y a disfrutar de la compañía de los monos. Es inevitable emocionarse ante las tiernas imágenes de las mamas mono protegiendo a sus crías, la verdad que si te adentras un poco en el bosque puedes disfrutar de un interesante mundo ;-).
2 actividades
Ríos en Ifrane
Cascada del refugio
(2)
Este lugar se encuentra en los bosques del Atlas Medio a diez kilómetros de la ciudad de Ifrane, en el camino de la zauia de Sidi Abdesslam (lugar conocido en Ifrane). Es un hermoso lugar, con sus pequeñas cascadas, que se vuelve aún más agradable durante los años húmedos en Marruecos, por ejemplo en el año 2008 cuando hubo más agua.
Pueblos en ar-Rasidiyah
Hassi Labied
Un pequeño pueblo de casas de adobe situado al sureste de Marruecos, frente a las impresionantes dunas de Erg Chebbi, la puerta de entrada al desierto del Sahara. En los años 50, durante la sequía, un grupo de antiguas familias nómadas amazigh (descendientes de los beduinos) dejamos atrás la dura vida del desierto y nos establecimos junto a un pozo blanco, que dio nombre al lugar. Cultivamos una pequeña parte de tierra regada con un sistema de canalizaciones de agua que proviene de las profundidades del desierto.
Estaciones de Tren en Mequínez
Estación de trenes El Amir Abdel Kader en Mequínez
(1)
La estación de tren de El Amir Adbelkader está situada en el centro de la ciudad nueva de Meknes, aunque no está muy bien señalizada, la experiencia de tomar el tren es muy civilizada. La tarifa es muy razonable por ejemplo unos 8 euros (en segunda clase) desde Meknes a Tánger. El tren es puntual aunque le vendría bien una mano de limpieza y unos cuantos aparatos de aire acondicionado en segunda clase. El tren atraviesa campos cultivables del centro de Marruecos donde abundan los cereales. Para cuando se llega a Assilah las vías encuentran el Océano Atlántico.