MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Baden-Wurttemberg?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Senderismo en Baden-Wurtemberg

7 senderismo en Baden-Wurttemberg

Senderismo en Heidelberg
Camino de los filosofos
(1)
El paseo de los filósofos, o Philosophenweg es un camino tendido en 1817 en las laderas de Heidelberg, a 200 m de altitud. En plena naturaleza, este estrecho sendero alberga numerosas plantas exóticas gracias a su microclima cálido que favorece un florecimiento temprano. Aunque es un lugar de interés turístico y aparece en casi todas las guías, descubrí el sitio en mi tercera visita a Heidelberg. Totalmente recomendado. Ofrece, sin lugar a dudas, las mejores vistas de la ciudad, del castillo y del río Neckar. Lugar perfecto para dar un tranquilo paseo, a la vez que se disfruta de la naturaleza y del increíble paisaje.
Senderismo en Bonndorf
Garganta del río Wutach - Selva Negra
(5)
La Selva Negra nos sorprende por su espectacular paisaje, frondosos bosques de abetos, hermosos lagos y bellas poblaciones que junto con su cultura ancestral conforman un entorno natural de una belleza inconmensurable. En un recorrido por la misma se pueden realizar numerosas rutas de senderismo, una de las más impresionantes, es, sin duda, la que atraviesa la garganta del río Wutach comenzando desde la pequeña población de Boll muy cercana a Bonndorf en la Selva negra sur. El pequeño río Haslach, que nace al sur del Lago Titisee y el arroyo Rötenbach se unen con el río Gutach y forman el Wutach, conocido por los amantes de la naturaleza por su extraordinaria belleza que le llevó a convertirse en el año 1928 en reserva natural. El recorrido son unos 13 kms aproximadamente (sólo ida), la vuelta, como es por el mismo sitio, si no quieres repetir el itinerario o estás cansado, tienes un autobús al finalizar que te retorna a tu punto de origen. Comienzas la ruta al lado del río pero hay un momento en que éste desaparece y después de 1,5 km comienza a emerger de nuevo. El paisaje durante el recorrido es espectacular, la cantidad de vegetación, plantas y árboles por los que atravesamos dan a veces la sensación de encontrarnos en una verdadera selva y la ruta se hace muy agradable cuando te acompaña el tiempo. Para realizarla es necesario llevar unas buenas botas de montaña ya que hay veces que el camino está embarrado y resbaladizo y se atraviesan algunos puentes peatonales muy estrechos. En invierno creo que no se puede realizar, en cualquier caso, para los interesados, en la oficina de turismo de Bonndorf te informan muy amablemente sobre todo lo relacionado a la misma y a esta zona en concreto.
Senderismo en Sasbach
La cumbre Hornisgrinde
(1)
Uno de las rutas que hicimos desde el Lago Mummelsse fue el que lleva hasta la cumbre del Hornisgrinde. Son tres kilómetros de sendero accesible que transcurren por un interesante paisaje de abetos y flora autóctona. Según vas ascendiendo a la cumbre, abajo van quedando imágenes impresionantes del Lago, y es entonces cuando el horizonte nos desvela la auténtica imagen de los bosques frondosos y oscuros de la Selva Negra. Con sus 1164m se convierte en el mejor mirador hacia el valle del Rin, los Vosgos e incluso, en días claros se aprecia Estrasburgo en la cercana Francia. Nos interesó esta ruta porque es algo curioso dentro del Parque ya que cuando llegas a la cima descubres un panorama totalmente diferente a lo que nos tiene acostumbrada la región. El Hornisgrinde nos sorprende con un paisaje de turba y pequeños pantanos, un paisaje a veces árido, con una vegetación que a mi particularmente me ha recordado a las Tablas de Daimel, pero más pequeño. Lo mejor para apreciar esta singularidad es subir a la Torre paronámica que con 30 m de altura se eleva sobre la cumbre y nos permite admirar todo el entorno natural y dejarnos sin respiración con su infinita escalera hacia el cielo;-). Este ha sido uno de los lugares que más me han impresionado dentro del Parque y en general en el recorrido por La Selva Negra. Yo recomiendo esta ruta porque desde aquí parten toda una serie de senderos muy interesantes, y sobre todo si eres amante de los deportes de invierno, este es tu lugar!!.
Senderismo en Seebach
El Sendero del Grindenpfad
(1)
Una de las rutas más recomendables y que más afanadamente recomiendan en cualquiera de las oficinas de turismo de la Selva Negra es el recorrido por el sendero conocido como Grindenpfad, en la cima del monte Hornisgrinde. Y tienen toda la razón en hacerlo... A lo largo de 3 kilómetros se extiende un paisaje de turba bellísima y resulta difícil comprender qué ha pasado de golpe con los bosques de la Selva Negra. Doce paradas totalmente señalizadas explica el porqué de este paisaje, la historia de la cima y las diferentes especies que se han desarrollado a lo largo de años. El Grindenpfad es una especie de marisma pantanosa, con zonas de turba y vegetación excepcional. El manto de color marrón que cubre la mayoría del terreno te hace sentir como si estuvieras en campos de terciopelo que destellan con el movimiento del viento. Aunque los paneles están solo en alemán, a veces logras comprender el porqué de este espacio privilegiado dentro de la Selva Negra. Cuentan como hace muchos años se talaron los frondosos abetos para aprovechar esta zona para el pastoreo y cultivos, tras ser abandonados, la turba hizo su acto de aparición y todo ello se junta con el hecho de ser la zona de mayor pluviometría, lo que rellena los acuíferos. Durante muchos años la cima fue zona militar restringida, de ahí sus torres panorámicas como la de Bismarck, o diferentes torretas de comunicaciones que se confunden con el paisaje. La mayoría de las veces, paseas por el mar de turba gracias a los caminos realizados en madera que se elevan por la marisma, las pequeñas charcas y las plantas. Este lugar me ha recordado un poco a nuestras Tablas de Daimiel... De los lugares naturales que más me han impactado en mi ruta a través de la Selva Negra, porque después de días y días viendo ciudades de cuento y bosques profundos y oscuros, llegar a un espacio en abierto y con una vegetación tan original me ha sorprendido. La caminata hasta este sendero son unos siete kilómetros de ida y vuelta hasta el Lago Mummelsee, una preciosa caminata para pasar el día, de lo que más recomiendo.
Senderismo en Stühlingen
Senderismo en Löffingen
Wutachschlucht
Fue una de las actividades recomendadas tanto por la recepcionista de nuestro hotel como por la guía. Hay un bus que conecta Bonndorf con Wutachschlucht. A nosotros nos salió gratis porque en el hotel nos hicieron una ficha que al parecer entregan a los que están alojados. A menos de 15 min ya estábamos en la parada. Como era un poco tarde, hicimos la ruta más corta y la más bonita pero aún así nos llevó unas 2 horas de caminata (unos 8 -10km) porque que si foto por aquí, foto por allá.... además, la última subida tenía bastante desnivel. El recorrido entero creo recordar que eran unos 16 Km. Hay tanta vegetación que prácticamente no se divisa el cielo, el suelo rebosa agua por donde quiera que pises. Hay varias cataratas pero desde mi punto de vista, nada impresionantes, son pequeñitas. Yo lo recomiendo porque es muy bonito de ver aunque aconsejo un calzado adecuado.
Senderismo en Heidelberg
El Neckarwiese
Hay maravillosas mansiones y palacios, zonas de juegos para niños, barbacoas y zonas de picnic, y muy importante, unas maravillosas vistas sobre la ciudad y el castillo en lo alto. Imprescindible verlo al anochecer.