Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Etiopía?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Restaurantes en Etiopía

29 colaboradores

10 lugares donde comer en Etiopía

Restaurantes en Lalibela
Seven Olives
(1)
En la parte mas alta de la ciudad de Lalibela se encuentra el restaurante Seven Olives o Siete Olivos. Es frecuentado por todos los turistas y etiopes de Lalibela. Su comida es muy rica y va desde la típica etíope, hasta la italiana, sobre todo sus pizzas que son deliciosas. También el pescado sobre todo el Fish Goulash (trozos de pescado con pimientos,cebolla y fruta) que esta delicioso.La Injera plato típico etíope, es una mezcla de pollo, lentejas, maíz ,queso y mas ingredientes que esta verdaderamente delicioso, puede ser picante aunque eso va en gusto del consumidor.
Interés Gastronómico en Lalibela
La injera, el plato tradicional etíope
(2)
Mi primera toma de contacto con la “injera” se produjo en un buen restaurante de Adis el primer día de mi llegada a Etiopía y me temo que cometí el mismo error que muchos de los viajeros que visitan el país y no se han informado previamente de sus costumbres, alimentos típicos y demás cuestiones fundamentales. Confieso que tuve que preguntar a Sami (el que iba a ser nuestro guía, traductor y a la postre amigo durante toda nuestra estancia en Etíopia) qué demonios era esa especie de servilleta que nos había puesto en el plato….El bueno de Sami no pudo reprimir una sonora carcajada y pacientemente me explico que se trataba ni más ni menos de la Injera, el plato tradicional etíope y que no había sido el primero en preguntarlo. Al menos, me dijo, no la has utilizado para limpiarte las manos como han hecho otros turistas…¡Que alivio pensé! (Menudo ridículo hubiese hecho). Su apariencia de fina torta esponjosa y su particular coloración confunden al más pintado y hasta que la pruebas no te das cuenta del delicioso manjar que tienes ante tus ojos. De sabor levemente amargo y un tanto avinagrado, la injera se fabrica artesanalmente con harina fermentada de teff y su elaboración suele durar de dos a tres días. Una vez que el cereal (teff) ha fermentado se cuece en una plancha de hierro o cerámica, una especie de gran sartén de forma redondeada, llamada “mogogo”. Mediante acompasados movimientos circulares se obtiene una masa de suave consistencia. La injera sirve de base, físicamente hablando, a guisos diversos como el doro wat (pollo con salsa), el misr wat (puré espeso de lentejas) o el shiro wat (puré espeso de garbanzos similar al humus), también se puede acompañar con carne cruda (exquisito manjar) y diversas salsas que oscilan entre un sabor muy picante, tremendamente picante e insoportablemente picante (este último produce dependencia, os lo aseguro). Confieso que en poco menos de un mes me convertí en un apasionado de la injera con carne cruda y salsas picantes. Para degustar la injera correctamente debes arrancar una porción con la mano derecha, envolver a continuación la carne, el pollo o el alimento que haya servido sobre la misma, mezclarlo con la salsa que prefieras y degustarlo con tranquilidad. Es recomendable tener siempre a tu lado una buena botella de tej (una especie de licor de miel de delicioso sabor) Buen provecho…..
Interés Gastronómico en Jinka
El chat Etíope (Catha Edulis)
(1)
El Chat en Etiopía, llamado qat en Yemen, es una planta que se masca y ... Sí, es una droga. Yo había leído un libro llamado "En busca de las flores del paraíso", y la verdad es que no esperaba ver o encontrar chat en la ruta que íbamos a hacer por Etiopía, ya que por lo que sabía, el consumo de esta planta-droga se concentraba básicamente en Harar y Diré Dawa, lugares por los que no íbamos a pasar. Sin embargo, después de un par de días, en la ruta hacia el sur, empiezo a observar cómo la gente compra unos ramilletes de hojas verdes, hacia el mediodía concretamente... Y lo observo aquí, allí, hasta que me decido a preguntar. Y sí, es chat, de consumo normalizado (y legalizado) en toda Etiopía, y también su cultivo. De hecho, nuestro guía lo consumía todos los días, al principio más discretamente, je, je. Decidimos probarlo, ¿por qué no? Por lo que yo había leído, no tenía por qué ser muy potente y sentía curiosidad por saber qué tiene esa plantita que tanto fascina, y que, atención: Hoy es el segundo producto que se exporta, sólo superado de momento por el café, de la economía Etíope. Parece que son las farmacéuticas quienes lo están comprando, especialmente desde UK. A lo que íbamos.... Tomar chat puede ser una cuestión del día a día, mientras haces tu camino o tus quehaceres, o puede ser un ritual, en una habitación acondicionada para tal ocasión (las "casas de chat"), con unas pequeñas normas a seguir. Nuestra primera vez fue así... Después de comer, a eso de las 15.30 (ése día habíamos comido inusualmente tarde, por cierto), fuimos a una casa de chat: Una habitación con colchonetas y cojines alrededor de las paredes, un par de alfombras raídas en el suelo, y donde por supuesto había que descalzarse antes de entrar. Sacamos los ramilletes que nuestro experto guía nos había comprado, y nos traen botellas de agua fría, unas bolsitas de cacahuetes, y las encargadas de llevar el chiringuito proceden a preparar una shisha y café. Nos instalamos, y empezamos a comer... Poco a poco, mientras la charla fluye, nos vamos comiendo las hojitas verdes que resultan amargas y te resecan enseguida el lado de la boca donde las estás mascando (no aconsejan mascar a dos carrillos)... Por eso el agua es necesaria, para ir refrescando la boca y poder tragar los restos de las hojas.. Y por eso los cacahuetes vienen muy bien, porque suavizan muchísimo el amargor de la hoja y además permiten masticar con más fuerza. Los brotes de hojas son los que más "sustancia" concentran, y en principio los que todo buen comedor de chat busca. Deciros que estábamos tan a gusto, que no salimos de allí hasta las 20 h, es verídico... Incluso el guía nos miraba un poco alucinado... Bueno, ¿y qué se siente, os preguntaréis? Pues al principio relajación, sensación de abandono... (aunque no a todo el mundo le pasaba igual, aquí escribo mis sensaciones)... Empecé a tener pequeños hormigueos, como cuando te tocan el pelo y una especie de pequeña corriente te pasa por la cabeza...Pues igual, pero sin que nadie me tocara la cabeza, y después se extendió a las extremidades, sobre todo cuando me levanté para salir al "baño". Nunca pierdes la lucidez, ni te sientes borracho, al contrario, cada vez te sientes más lúcido, la conversación y el buen humor se extendieron según pasaba el tiempo y al final nos quedamos con una sensación de buen rollo increíble, de intimidad, de cariño... Es cierto que hacia el final, las pupilas se me dilataron mucho y me sentía bastante acelerada, eufórica por dentro, aunque no nos apetecía ponernos a saltar o bailar. Lo malo: No pegué ojo en toda la noche, casi no cené porque me quitó el hambre totalmente, y al día siguiente sin tener resaca, sí que estaba un poco espesa. Hay que añadir que además del chat y del agua, bebes café solo (unas 6 tacitas cayeron en toda esa tarde), que digo yo que también contribuirá a algunos de los efectos... Lo comimos otro par de veces, aunque sin ritual, al paso del camino, y menos cantidad, pero cada vez fue distinta... Uno más flojo, otro muy potente a pesar de comer poco... Bueno, creo que merece la pena probar, fue bonito y sobre todo: Es legal, no hay ningún problema. Mejor hacerlo, eso sí, en algún pueblo en vez de en la capital, donde todo es un poco más agresivo.
Restaurantes en Addis Ababa
Yod Abyssinia Traditional Food
Restaurante con espectáculos de baile durante toda la cena! Si te gusta la comida del país y su cultura...este es tu sitio!
Cafeterías en Addis Ababa
Kaldi's Coffee
Es una franquicia nacional,estilo starbucks pero con precios más baratos. El café no esta nada mal!
Restaurantes en Addis Ababa
Beer Garden Inn
El restaurante más europeo de toda la ciudad!Encontrarás platos de lo más variado, buenas pizzas, hamburguesas, salchichas... y todo a muy buen precio. Lo más conocido es su cerveza de 4 litros!
Restaurantes en Lalibela
Restaurantes en Gambela
Restaurante 43
En una de las calles más céntricas de la capital de Gambella, cerca de la estación de autobuses existe un restaurante conocido con el nombre de Restaurante 43 Gambella. Este lugar es frecuentado los locales de la capital por sus deliciosas manjares a precios bastante razonables. Es posible comer casi cualquier tipo de comida típica sea verdura, carnes, ensaladas, huevos... siempre acompañados de injera o de pan por un módico precio de 3 euros por persona. Las raciones a pesar de ser individuales suelen ser bastante grandes por lo que conviene siempre ir acompañado de almenos una persona para poder acabarnos el plato.
Restaurantes en Addis Ababa
Desalech Kitifo
Podría pensarse que es un restaurante para turistas, pero no. Allí fuimos a cenar nuestra última noche en Etiopía, aunque no llegamos a acostumbrarnos al "plato nacional", la INJERA. Podríamos haber cenado comida más "internacional" en el hotel, o italiana en el restaurante cercano, sin embargo, todo el grupo quisimos despedirnos de Etiopía "a la etíope", sobre todo porque este local ofrece música y bailes tradicionales en directo, mientras los camareros y camareras llevan a los comensales las grandes bandejas. La injera es una especie de crepe grande y grueso, hecho a base de un cereal endémico del país, el teff, sobre el que se colocan montoncitos de diversos alimentos: verduras, carnes, queso... También se puede servir sólo, como sustituto del pan (para entendernos, pues en Etiopía no se come pan de trigo). Suele ser un plato "comunitario" que se come con la mano, por eso, en todos los restaurantes, incluidos los más modestos, está previsto algún sistema para lavarnos las manos antes y después de comer: en algunos casos, un bidón con un grifo acoplado de forma casera; en este restaurante, uno de los más prestigiosos de la capital, como lo demostraba la elegancia de la clientela nativa, un camarero se acercaba a la mesa con una palangana y una jarra de agua templada para que nos laváramos las manos sin movernos del sitio. Cada comensal va cortando trozos de injera de su zona del plato y se sirve de ellos para coger la carne o verduras que están encima. En resumen, la injera hace de pan y de plato. Otro producto que probamos allí por primera vez es el TEJ o "hidromiel", una bebida que yo atribuía a épocas medievales porque la encontraba frecuentemente en las novelas históricas, pero allí es una bebida habitual, con algo de alcohol, pero poco, con un toque entre ácido y dulce... nos recordaba un poco a la sidra. Por supuesto, está hecha a base de miel fermentada. Muy rica. Os dejo un enlace muy interesante sobre el tema: https://reinodeaksum.wordpress.com/2014/12/19/tej-el-vino-de-miel-etíope/
Restaurantes en Addis Ababa