MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Qué hacer en Senegal

278 colaboradores
  • Aire Libre
    29 rincones
  • Monumentos
    9 rincones
  • Playas
    10 rincones
  • Paseos
    6 rincones
Lo más visitado en Senegal
Islas en Dakar
Isla Goreé
(11)
Islas en Joal-Fadiouth
Isla de Fadiouth
(4)
Lagos en Dakar
Lago Rosa
(6)
Museos en Dakar
Museo Casa de los esclavos
(9)
Ciudades en Dakar
Dakar
(3)
Playas en Dakar
Playa de Yoff
(2)
Acantilados en Dakar
Punta de las Almadies
(2)
Mercados en Dakar
Mercado Kermel
(3)
Islas en Dakar
Isla de Ngor
(6)
Ríos en Saint-Louis
El río Senegal
(2)
Lagos en Dakar
Dunas del Lago Rosa
(3)
Islas en Ziguinchor
Isla de Karabanne
Bosques en Fatick
Árbol Baobab de Senegal
(3)
Mezquitas en Kaolack
Mezquita de Kaolack
(3)
Ciudades en Saint-Louis
Saint Louis
(2)
Estaciones de Tren en Dakar
Estación de trenes
(1)
De interés cultural en Tambacounda
Pueblo Bassari
(1)
Islas en Dakar
Isla Goreé
(11)
Islas en Joal-Fadiouth
Isla de Fadiouth
(4)
Islas en Dakar
Isla de Ngor
(6)
Islas en Ziguinchor
Isla de Karabanne
Islas en Fatick
Isla de las conchas
(1)
Islas en Dakar
Islas de la Madeleine
(1)
Islas en Oussouye
(1)
Islas en Karabane
Isla de Karabane
Islas en Karabane
Playas en Dakar
Playa de Yoff
(2)
Playas en Mbour
Playas de Mbour
(2)
Playas en Thiès
Playas de Lompoul
(1)
Playas en Kayar
Grande Côte
(1)
Playas en Mbour
La playa de Somone
(1)
Playas en Dakar
Playa de los Almadíes
Playas en Dakar
Playa Saint Louis
Playas en Dakar
Toubab Dialaw
(2)
Playas en Nianing
(1)
Playas en Dakar
Ríos en Saint-Louis
El río Senegal
(2)
Ríos en Tambacounda
Por el Rio Gambia
Ríos en Fatick
Delta del rio Saloum
Ríos en Ziguinchor
Casamance
(3)
Ríos en Oussouye
Ríos en Ziguinchor
Reservas Naturales en Tambacounda
Parque Nacional Niokolo-Koba
(2)
Reservas Naturales en Saint-Louis
Parque Nacional de Langue de Barbarie
(1)
Reservas Naturales en Mbacké
Sabana senegalesa
Reservas Naturales en Mbour
Parque de animales de Bandía
(2)
Reservas Naturales en Dakar
Afzelia africana
Reservas Naturales en Saint-Louis

96 lugares turísticos de Senegal

Islas en Dakar
Isla Goreé
(11)
La isla de Goree pertenece a Dakar, es uno de los 19 municipios , a tan solo dos kilómetros del puerto de Dakar del que partimos y se tarda unos 30 minutos . A quien ¡ le pueda interesar ! no se embarcan coches ya que en la isla no los hay , tenerlo encuenta . Fue descubierta por los Portugueses en 1.444 hasta que en 1.848 Francia abolio la esclavitud de la isla La isla no fue habitada hasta la llegada de los europeos a ella , pues no poseía agua potable para vivir en ella . Muy conocida por la trata de esclavos , donde encontramos todo un museo dedicado a ellos..... ¡ La Maision de los Esclaves ! en el Atlantico . Toda ella vive del turismo con cantidad de comercio bien sea de pinturas en diferentes tecnicas o de figuras de estilo totemico , hechas de el reciclaje de tanto como se desperdicia ; ya sea laton o piezas de telefonos o pilas , me sorprendio la habilidad de tantos , como sus recursos del ingenio ya un poco perdido , nos puede sorprender gratamente . Muchos de los antiguos edificios están destinados al turismo ya sea en hoteles o restaurantes , con su agradable música mas bien tradicional y sus instrumentos sobre todo de percusion , hicieron una delicia la sobremesa . En su Iglesia de San Carlos Borromeo , con un curioso nacimiento con sus figuras , como tienen que ser ¡ un nacimiento africano ! Aquí fue donde el Papa ¡ Juan Pablo II, pidió perdón a Africa en nombre de la iglesia catolica en la trata negrera en época de la colonia . El Senegales le gusta la música , la escuchas por todo los sitios y sobe todo en la playa en grupo de amigos con tambores al atardecer , sintiendo las vibraciones . Declarada Patrimonio De La Humanidad en 1. 978 , bien merece pasar un día en ella y disfrutar de sus calles llenas de buganvillas.
Islas en Joal-Fadiouth
Isla de Fadiouth
(4)
Fadiouth es la isla de las conchas. Se llega desde el pueblito de Joal, en la costa de Senegal, al sur de Dakar. Es una isla plana, que está literalmente cubierta de conchas. Las calles están llenas, las paredes de las casas están cubiertas, todo lleva conchas por todos lados. Se rompen cuando las pisas, haciendo un ruido muy particular. Ahora, la isla es bastante turística, pero conserva un toque especial, tranquilo, se juega en la calle, los viejos están a la sombra debajo de los árboles contándose las historias del pueblo, se llega donde los vecinos a comer tieb bou dien, que significa arroz con pescado. Es el plato nacional del país, una montaña de arroz con aceite perfumada, un montón de verduras encima, y un poco de pescado al final. Nos sentamos en el suelo, alrededor del plato y cada uno va comiendo con su mano. Las mujeres parten los pescados, y los reparten entre los invitados. En general, los niños comen lo que sobra, un poco más tarde, en otra habitación. Es muy mal visto que el huésped deje de comer antes de los invitados, que pararían por vergüenza. Entonces no te esfuerces si ves que comen mucho, es para invitarte a comer más. Se llega a Fadiouth desde M´bour, en un taxi colectivo.
Lagos en Dakar
Lago Rosa
(6)
El Lago Rosa es mundialmente conocido por ser la etapa final del famoso Rally París-Dakar. Sin embargo, no sólo tiene esa atracción, sino que guarda algo más. En su interior hay gran cantidad de azufres y algas que, con una determinada luz -más o menos al medio día, cuando el sol está alto- adquiere un color como rosa que es increíble. El agua por un rato es rosa, completamente rosa, y todo lo que está en su interior adquiere ese tono tan extraño. Este es uno de los principales atractivos de este lugar, que a esas horas se llena de curiosos que quieren ver el agua rosa. Pero además, del lago se obtienen toneladas y toneladas de sal para comercializar. Al día son incontables los kilos de este producto que se sacan, todo los alrededores del lago son blancos, llenos de montañas de sal y camiones llevándosela. Y allí, los trabajadores que la recogen, con las manos ya agrietadas del contacto con la sal. De cada dos litros de agua se puede sacar más o menos un kilo de sal. Por esto es uno de los lagos más densos del mundo, más que el mar muerto, y si te bañas no os hundiréis, pues la concentración tan alta de sal hace que flotéis. No hay mucho más alrededor, sólo unas cabañitas muy de selva en las que viven muchos de los que allí trabajan y que hacen su agosto particular cuando llega el Rally comercializando con cualquier cosa. Si se anda un poco en dirección a la playa, unas inmensas dunas nos presentan al inmenso océano atlántico. Desde los hoteles suele haber tours para llegar. Está a unos 30 km al norte de Dakar y lo mejor, a menos que se quiera ir por propia cuenta, es ir en una excursión guiada en un 4x4.
Museos en Dakar
Museo Casa de los esclavos
(9)
La casa de los esclavos es uno de esos lugares que uno no puede dejar de visitar, mucho menos si se está en Dakar. Se encuentra en la isla de Goree, a tres kilómetros de Dakar. La isla de por sí fue uno de los mercados de esclavos más importante del mundo durante varios siglos y en esta casa es donde esperaban su turno para partir hacia América, de donde no volverían jamás. La casa, hoy convertida en museo, la regenta un señor mayor, cuyos antepasados estuvieron allí. Es pequeñita, pero guarda miles de secretos, de historias y de deseos. Tiene un patio principla con unas escaleras, a cuyo alrededor estaban las celdas para mujeres y hombres, enanas, diminutas, algunas incluso sin ventana, donde se amontonaban cientos de esclavos esperando subir a un barco. Hay una par de habitaciones donde se daba de comer, lo poco que había, y otras dos que están como museo de lo que ocurrió. Justo en la entrada hay una puerta verde donde hay mensajes en varios idiomas recordando aquella trágica época de esclavitud y dolor. Pero quizás lo más llamativo y duro a la hora de ver es la “Puerta de No regresar Jamás”. Está justo frente a la entrada principal. Está justo pegada al mar, con un pequeño camino de piedras por donde subían los esclavos a los botes. De aquí salían y nunca volvía. Su destino, América, donde trabajarían hasta morir. La puerta, sólo con estar en ella, te hace sentir algo extraño, te pone en la piel de uno de esos esclavos a punto de partir, tartando de imaginar sus sensaciones, sus pensamientos, lo duro de su vida. Lo mismo que cuando entras a una de las celdas, en la que uno sólo ya no podría ni vivir. Es un sitio que hay que visitar, recorrer, entender y tratar de buscar una explicación a esa vida que antes se permitía. Es muy fácil encontrarla, pues, además de que la isla es pequeña tiene una estatua en la entrada de un tambor muy grande con un esclavo rompiendo las cadenas como símbolo de libertad, la que llegó en 1850 cuando Francia abolió la esclavitud.
Ciudades en Dakar
Dakar
(3)
Un mes de aventuras inolvidables, un viaje de esos que hacen historia por Senegal, culmina con esta imagen. A pie por las calles de la grandiosa ciudad de Dakar, llegamos a un acantilado gobernado por un imperial árbol. Ver un atardecer sentado a sus pies, es digno de todo viajero al que le guste finalizar el viaje con una bonita puesta de sol.
Zoos en Mbour
Reserva natural de Bandia
(4)
Un parque natural en la costa de Senegal, muy fácil de acceso desde Dakar, se hacen un par de horas de coche para llegar más o menos, solo hay 65 kilómetros, pero siempre se tarda más cuando la carretera no está buena y que todos conducen como si fueran los únicos ahí. Llegamos a la entrada del parque bastante temprano en la mañana, es mejor para ver los animales porque con el calor del día prefieren ponerse tranquilamente a la sombra y esconderse de la luz. Subimos en un gran vehículo elevado para 10 personas, con un chófer guía que sabe donde están los animales, las jirafas, los pájaros, en medio de los baobabs, en un espacio natural protegido de 3500 hectáreas. Algunos animales son de Senegal, otros los han traído de África del Este, pero están bien con el clima, que es bastante similar al de la otra costa africana. Vemos antílopes, hipopótamos, jirafas, avestruces, cocodrilos … Desde Saly y Mbour, los principales centros de vacaciones para los europeos, las agencias de viaje ofrecen agrupar a las personas para hacer un grupo de 10 y alquilar un vehículo. A la salida, podrás descansar en un lindo restaurante decorado con artesanías africanas.
Playas en Dakar
Playa de Yoff
(2)
Después de una semana pasada en la ciudad de Dakar, con todo el tráfico, el polvo, las solicitaciones permanentes de los vendedores ambulantes o de los mendigos, se necesita tomar un descanso, pero en un país donde no puedes recorrer más de 50 km por hora con un bus, y eso en el mejor de los casos, se necesita ir no muy lejos. En general, el bus para todos los 100 m porque no hay paradas de bus en sí, entonces cada uno espera el bus en frente de su casa, sin pensar en juntarse con su vecino para que el bus pare solamente una vez. Entonces el pobre bus para cada 30 m y tú nunca llegas a tu destino. Queremos playa, bonita, y cerca. Vamos a la playa de Yoff, que nos indicó un amigo jardinero de una casa de lujo. Los niños se la pasan genial comiendo pescado frito, nos refrescamos los pies en el agua, antes de subir en la más alta de las “mamelles” (tetas de animal, en francés”, dos pequeñas colinas con un faro encima, que permiten ver a lo largo la punta de las Almadies y la lengua de tierra del Cabo Verde, donde está la ciudad de Dakar.
Acantilados en Dakar
Punta de las Almadies
(2)
La punta de las Amaldies es el punto más al Oeste de toda África. Se ubica cerca de la ciudad de Dakar, en Senegal, saliendo un poco de la ciudad, en la península del Cabo Verde. El archipiélago está a unos 600 km de ahí, pero la península apunta hacia las islas. Las “mamelles”, dos pequeñas colinas de 100 metros de alto, son el punto más elevado del lugar, se sube a la más alta para tener una vista hacia el océano, la playa, un poquito de Dakar, y para ver el faro más occidental del continente. El acantilado no cae brutalmente al mar, está la “calzada de las Almadies”, una alfombra de rocas antes del acantilado. El faro manda un mensaje para avisar a los barcos que cruzan la zona que se alejen, pero muchos están hundido por ahí. El hecho de que la punta sea protegida, los permisos de construir limitados, y este cerca de la isla de Ngor, con lindos fondos submarinos y naturaleza, todo eso a algunos minutos de Dakar hace que hay bastante hoteles de lujo, como el Méridien, un Club Med, y es un lugar agradable para quedarte en la región.
Mercados en Dakar
Mercado Kermel
(3)
El mercado kermel, que data de 1860, es uno de los sitios más importantes de la ciudad de Dakar. Aquí no sólo se concentra la ajetreada vida diaria de los senegaleses, con sus compras e idas y venidas de un lado para otro, sino que también es uno de los lugares más visitados por los turistas. Desde la plaza de la Independencia, si cogemos la avenida Sarraut hacia el este, llegaremos hasta él. No tiene pérdida reconocerlo, ya que es un edificio de aspecto colonial, con colores vivos en su fachada, muy bien conservada, por cierto. Además, el bullicio ya se palpa en el exterior, con los camiones y la gente moviéndose sin parar. Aquí no sólo hay que quedarse con la belleza exterior del edificio, que es increíble, sino que hay que entrar, no sólo a ver, sino a conocer. Otro abanico lleno de colores, formas y olores cautivadores nos envuelve. Aquí la calidad de los productos es de las mejores, por lo que los precios son algo más caros que en otros lados de la ciudad, aunque se nota en la calidad. Hay frutas de todo tipo, pescados bien limpios y manipulados, carnes bien cortadas y expuestas de una forma que dice “cómeme” y más productos típicos y no típicos. Eso sí, la presencia, con todos esos colores distintos, llama muchísimo al cliente. Aquí se puede ver cómo es la vida típica diaria, con las mujeres haciendo la compra, eligiendo... como en cualquier otro mercado del mundo. Cuando las bolsas están cargadas... a casa, pero siempre es la misma historia. Realmente es un sitio que hay que visitar pues dice algo más de cómo es la vida en Dakar, aunque sólo sea por ver cómo compra la gente.
Islas en Dakar
Isla de Ngor
(6)
Ngor es una isla a lo largo de la ciudad de Dakar, un pueblito de pescadores con lindas playas, que son perfectas para un día de excursión, lejos del polvo y del ruido de la capital. Se lleca con un barquito de madera, con un pequeño motor, y otras trenta personas. Nada que ver con el ferry que lleva a la isla de Gorée. Es un barco de pescador que sirve a llevar gente. La isla es apreciada de los senegalenses que tienen un poco de dinero, ya que es mucho más limpia que la costa y el agua también. Llegan los fines de semana para bañarse y jugar al fút, comer un pescado a la plancha y descansar. La ida y vuelta en barco cuesta un par de euros, y eso hace una selección al nivel de la gente local, los más pobres se tienen que quedar en la tierra, y poder ir a ngor es lo mismo que enseñar que se tiene algo de dinero. Hay algunos hoteles, bastante básicos, en general los hoteles de áfrica son caritos, solo los turistas los usan, los africanos viajan para visitar familia o para migrar en busca de trabajo, el turismo es un lujo occidental, para el que nos hacen pagar un precio alto.
Ríos en Saint-Louis
El río Senegal
(2)
Saint - Louis , fue el principal puerto comercial en los siglos XVIII - XIX , lo mismo que la isla de Goree fue un centro de esclavitud . Es una isla que ocupa una posición estratejica por la proximidad a la desembocadura del Rio Senegal y la legua de Barbarie , un islote de tierra que se hunde en el Atlantico . Un puerto dinámico , muy comercial como puerta de Africa . Guet Ndar , decidimos visitarlo atravesando el puente que la une a la ciudad , es el barrio mas africano , sus calles la verdad que polvorientas con pocos detalles. Si la vida autentica de sus gentes lo mismo cocinando ,que charlando junto a la carretera y animales como ovejas y cabras que por allí disfrutan sueltos de lo lindo , comiendo lo que pueden pillar . Poblacion de antiguos esclavos inicialmente y después por pescadores " lebu " ya en la lengua de Barbarie , nada mas cruzarla se puede a pie , el espectáculo esta garantizado por la playa abarrotada de piraguas en un trafico de entradas y salidas de piraguas con o sin pesca hacia la mar . El pueblo , donde viven casi hacinados los pescadores dada la cantidad , se extiende a lo largo de dicha lengua y el río Senegal . Su oloroso secadero nos conduce hacia el cementerio musulmán , las tumbas tienen redes por encima en señal de su profesion de pescadores , grandes pescadores dado al volumen que vi ¡¡ De regreso contemplando la desembocadura del río Sengal ; mas calmado al encuentro del bravo mar Atlantico , siempre agitado con sus gaviotas reboloteando por el cielo !!!
Lagos en Dakar
Dunas del Lago Rosa
(3)
Muy cerca del lago rosa, hacia el oeste e dirección al mar, la naturaleza nos brinda un paisaje único. Un pequeño desierto de dunas se abre ante nosotros y, en un instante, paree que estamos en medio de la nada. Detrás, el lago rosa con toda su magia. Delante, el atlántico, con toda su inmensidad y una playa casi virgen. Y sin embargo, no vemos nada, estamos en medio de arena y más arena que forma montañas onduladas por todas los lados. Ir andando, la verdad, es bastante incómodo, y además es un poco largo el camino. Lo mejor es hacerse con los servicios de algún camión 4x4 que van bien preparaditos y suben por sitios que parece imposible. A los pocos kilómetros de salir del lago rosa desaparece todo y el caminos es cada vez más intransitable, con arena por todos lados, cuestas pronunciadísimas y casi nada de vegetación. Una parada en el camino te hace sentir ínfimo, en medio de la nada, sin nada a tu alrededor más que arena. Sin embargo, este lugar vacío puede sorprender de vez en cuando, al menos la vez en la que yo estuve. De la nada, a lo lejos, y era muy lejos, vino corriendo un señor (sale en la foto) con un petate a la espalda y cuando llegó (correría un kilómetro y pico a ojo y por arena) desplegó una sábana y sacó artículos de artesanía para vender y sólo decía “good, good, barato barato”. Impresionante el afán de vender. El paisaje merece la pena, pero eso sí, no tiene nada. El paseo que os deis será más bien corto, porque es bastante incómodo moverse. Justo más adelante se abre ante nosotros, detrás de una enorme duna, el océano atlántico y una playa casi vírgen, con una jaima y caballos salvajes. Una imagen de postal auténtica. Un bañito después del paseo por las dunas no viene mal, así que no olvidéis el bañador.
Islas en Ziguinchor
Isla de Karabanne
Un pequeño tesoro al sur de senegal, una isla franqueada por las aguas del río Casamance y cuya ciudad más cercana es Elinkine. Apenas viven entre 200/300 personas en la isla y aunque no haya mucho que ver ( una iglesia bretona en ruinas, un embarcadero medio hundido , la antigua prisión para esclavos y el antiguo cementerio colonial ) el verdadero imán para el alma es la atmósfera, el trato amistoso y sus puestas de sol en una playa casi desierta, que cuando la marea está baja, deja al descubierto antiguos barcos hundidos. El tiempo para haberse detenido y las horas transcurren dulcemente mientras los niños se divierten en un lugar donde sin saberlo, un día hubo mucho sufrimiento, debido a la comercialización de esclavos... De esta manera, en apenas unas líneas, os he descubierto parte del tesoro..El resto deberéis vivirlo por vosotros mismos, ya que esconde un secreto escondido que de veras sorprende al viajero más experimentado, un hecho que se produce a diario y hace que todos los habitantes, adultos y niños se escondan en sus casas y reine el silencio total durante unos pocos minutos.. Qué será??? Os animo a que lo descubráis! Os dejará con la boca abierta!!
Bosques en Fatick
Árbol Baobab de Senegal
(3)
El Baobab es el árbol más típico de Senegal y uno de los símbolos del país que aparece en numerosas banderas y emblemas oficiales. Pertenece (esto viene en la wikipedia, no os creáis que me lo sé) a la familia Andasonia digitata y también se le llama árbol de botella. Su forma es lo más característico. Son enormes y muy irregulares, llenos de nudos y con grandes agujeros en sus troncos. Estos agujeros tienen varias leyendas. Uno dice que aquí se enterraba a los muertos y se tapaba el hueco. Otra, que se usaba como refugio en épocas de ataques. Aquí se metían varias personas, lo cerraban con barro y dejaban un pequeño huequecito para respirar. El tornco puede llegar a tener más de 40 metros de circunferencia y su altura media es de unos 20 metros. Eso sí, viven una media de 800 años, aunque hay alguno de más de dos mil años en el país. Sobre todo están en el interior de Senegal, donde en épocas de lluvia se pueden ver en todo su esplendor, con sus hojas verdes brotando de su enorme copa. Dan un fruto comestible que es parecido a los melones pero en pequeñito. Son dignos de ver, por su tamaño sobre todo, por lo que hay que ponerse al lado para comprobar lo pequeño que puede ser uno a su lado.
Mezquitas en Kaolack
Mezquita de Kaolack
(3)
Kaolack ¡ se levanta tímidamente sobre un brazo de mar , capital del cacahuete con una bonita merquita de estilo marroquí ¡ Mezquita Ndiouga Kebe ! Un majestuoso edificio a unos 4 Km del centro , donde es muy popular sus artesanía y tallas de madera dimensiones a lo original , en el centro " Village Artisanal " con cantidad de puestos de artesanos - vendedores de amuletos y para no perderse los puestos de fetiches . Aquí nos coge el ultimo día del 2.010 en ruta , paramos ha comer donde ya se había reservado la comida de ese día especial en el restaurante . Y ha disfrutar de su música , una gran comida de marisco y pescado muy amenizada por unos musicos senegaleses , con los que acabamos bailando los mas bailones ¡ entre ellos Yo !! El arte de los griots , musicos nativos de grupos etnicos con peculiares ritmos e instrumentos , desde las flautas y violines de los pastoes peul , hasta los intensos tambores tarna de los wolof . Cantautores , tanto los que se orientan hacia el ¡ funk o el blues , como jazz y el rap ¡ diseñando nuevas tecnicas , otras tendencias !
Ciudades en Saint-Louis
Saint Louis
(2)
En lenguaje ouolof ¡Ndar! se fundó en 1.659; el centro o corazón de esta ciudad colonial está en una estrecha isla de apenas dos Km de largo y a unos 25 Km de la desembocadura del Río Senegal. Una ciudad de larga tradición musical que se ha convertido en capital del jazz africano, traído aquí por los soldados americanos. Gracias a su festival internacional, con un recorrido a través de su diáspora. Nada más llegar te encuentras con el puente de Faidherbe que da acceso a la isla y a sus barrios en los que hay edificaciones coloniales, testigo de la historia con esa decadencia. Sus calles llevan nombres de personajes ilustres y hay un rico patrimonio de casonas en tonos de terracota, ocres, rosas y amarillos con balconadas en madera y hierro forjado en cuyos interiores se encuentran patios floridos. Techos de doble tejado en barro y cal. Pero es sin duda la imagen del puente que construyó Gustav Eiffel "Puente de Faidherbe" de 500-mt el que máss me sorprendió, otra obra de arte. Próximo a él parten las principales calles con edificios gubernamentales, calles jalonadas de artesanía, elegantes hoteles como "La Residence" y más allá el canto del almuedano nos anuncia la Mezquita, junto a paseos de árboles. La Catedral que os muestro de color amarillo data de 1.828 que, a pesar de su apariencia, es la más antigua. Muy cerca está el barrio sureño, con su museo lleno de fotos antiguas, de lienzos y de instrumentos musicales. Otro lugar a visitar seria la "Casa de los Hermanos de St. Joseph de Cluy" ¡hoy es la aduana! con su insólita escalinata en forma de corazón que se conserva en muy buen estado. Lo mejor pues es lo que acabamos contratando, una calesa para ir de un lugar a otro, ya que hay distancia de un edificio a otro. Así disfrutareis más de la vista de la lengua de Barbarie y de la propia ciudad ¡os aproximará al barrio de pescadores! ¡Este lo comparto más adelante!
Estaciones de Tren en Dakar
Estación de trenes
(1)
La estación de tren de Dakar (Gare) es otro de esos edificios emblemáticos y de obligada visita en esta ciudad. Se encuentra al sureste de Dakar, al lado del puerto y un poco más al norte de la plaza de la independencia (siento no recordar la calle, pero no tiene mucha pérdida). Es un edificio de estilo colonial, excelentemente conservado, lleno de colores vivios y del ajetreo típico de una estación de ferrocarriles. Aún hoy guarda ese toque clásicos de lsa estaciones de antaño, con sus andenes antiguos y sus trenes muy viejos ya. Estos uelen ir a las principales ciudades del país, como Saint Louis, o a países cercanos. El precio de los billetes no es demasiado caro, aunque la comodidad y la calidad no están muy aseguradas en estos trenes. Pero a pesar de que los trenes son viejos, esta estación es digna de recorrer (me gustaría tener más fotos para que la viéseis...). Hay que ver su vestíbulo, de gran colorido, sus andenes, clásicos y coloniales a más no poder, y darse una vuelta alrededor del edificio, disfrutando de su belleza, de sus detalles, de sus colores. Es un edificio no demasiado grande pero que alberga gran cantidad de secretos y, porque no, de sueños, de todos aquellos que emprenden su viaje o de los que acaban de llegar por primera vez. Al estar tanc erca de otros lugares importantes como la plaza independencia o el mercado kermel, es obligatorio pasarse a visitarla.
De interés cultural en Tambacounda
Pueblo Bassari
(1)
Se trata de una etnia que para escapar de las persecuciones se instaló en lo alto de una montaña para seguir manteniendo sus tradiciones animistas. Para llegar, hay que hacer una caminata de alrededor de una hora (desde la carretera), pero al llegar te encuentras con una cultura antigua y unas gentes que viven en otro tiempo.