MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Milwaukee?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Restaurantes en Milwaukee

7 colaboradores

3 lugares donde comer en Milwaukee

Restaurantes en Milwaukee
Safe House
(1)
Fui en septiembre de 2016. El restaurante- pub está en un callejón y es fácil identificarlo porque hay unas lamparitas encendidas tanto de día como de noche. Nosotros, al entrar, nos encontramos con una chica que, después de pedirnos un ID (DNI) nos preguntó por la contraseña. Al no saberla, nos hizo bailar a lo ruso unos minutos para darnos el pase. El local está bien ambientado con fotografías y pósters de películas de espías. Incluso hay una escenificación del Check Point Charlie. Recomiendo que antes de sentaros, deis una vuelta por todo el local para poder apreciar todas las pequeñas atracciones que tienen montadas. En cuanto a la comida, la típica americana: hamburguesas (también tienen una vegatariana buenísima), ensaladas, aros de cebolla, patatas, bolas de queso, sin olvidar los postres. La carta es curiosa porque el nombre de los platos tienen paralelismos con misiones secretas, agentes o armas. Por lo que respecta al precio, bastante aceptable. Nosotros pedimos un plato cada uno, bebidas y postre y todo salió por unos 35$. Teniendo en cuenta el nivel de vida del país, está muy bien. También es posible sólo tomar una copa. La presentación es muy muy buena. En definitiva, muy recomendable si queréis ver algo diferente, haceros unas fotos curiosas y comer algo muy americano. El trato fue excelente. Las camareras muy pendientes de las bebidas y si todo está de tu agrado.
Restaurantes en Milwaukee
Applebee's
(1)
El gran descrubrimiento de mi último viaje a los Estados Unidos ha sido esta cadena de restaurantes. Applebee's dispone de varios cientos de locales repartidos por la geografía de toda la nación y, aunque esto suene mal y nos recuerde a los fast-food que ya han invadido nuestro país, no es sinónimo de comer mal, como he podido comprobar. Visitamos varios locales de esta cadena, pero el que nos ocupa está situado en pleno centro de Milwaukee, a unos pocos centenares del Riverwalk en una zona que básicamente es de negocios. Aterrizamos aquí por pura casualidad, ya que todo estaba cerrado y no encontrábamos nada donde comer. Interiormente, tiene el mismo estilo de decoración que la gran mayoría de restaurantes-cafeterías, con las paredes literalmente cubiertas de cuadros, posters y piezas históricas o réplicas de las mismas, aunque a mi mujer le aterró que todo esto estuviera puesto sin orden ni concierto, con los cuadros colgados en ángulos no rectos y a veces pisándose unos a otros. El resto, son paneles de madera, pantallas de TV y neones, con una barra central y las mesas dispuestas en el estilo clásico americano de cafetería. La carta, que es idéntica para todos los locales, es muy amplia y se basa en la comida americana: Ensaladas, carnes, sandwiches y los entrantes tex-mex que uno puede encontrar, por ejemplo, en cualquier Hard Rock Café. Sin embargo, la elaboración es bastante más compleja y detallista que en este tipo de restaurantes. Hay teriyakis y preparaciones que están muy por encima de cualquier garito de comida rápida. Las raciones son enormes y existe la posibilidad de pedir medios platos. Esto es algo habitual en los Estados Unidos, donde nunca he llegado a comerme un postre, porque sencillamente, nunca me ha quedado espacio suficiente... En las fotos podréis ver una ensalada de pollo king-size que me dió algunos problemas para terminármela. Y eso que estaba buenísima... La parte de bar y la oferta de bebidas es también muy completa, con varias cervezas de presión y una carta de cócteles que incluye los sempiternos margaritas. El personal es joven y muy eficiente (dado que viven, como quién dice, de las propinas). Por supuesto, todo esto puede variar de establecimiento a establecimiento, pero en los varios que estuve no pude apreciar grandes diferencias... Lo mejor de todo son los precios, muy ajustados para la calidad y cantidad de la comida. Por 20-30 $ por persona, te pones hasta los topes, eso sí, siempre que no te pases con las bebidas. No se trata, obviamente, del tipo de restaurante que explore la cocina creativa, pero tampoco son los típicos platos hechos con molde y sin alma. Para el tipo de comida que los americanos denominan 'casual', los Applebee's son toda una garantía. Sin lugar a dudas, pienso repetir.
Restaurantes en Milwaukee