MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Toscana?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Iglesias en Toscana

Abadías en Toscana Ayuntamientos en Toscana Balnearios en Toscana Bares de Copas en Toscana Barrios en Toscana Bodegas en Toscana Bosques en Toscana Calas en Toscana Calles en Toscana Carreteras en Toscana Carril bici en Toscana Castillos en Toscana Cataratas en Toscana Catedrales en Toscana Cementerios en Toscana Centros Comerciales en Toscana Centros de Belleza en Toscana Cines en Toscana Ciudadelas en Toscana Ciudades en Toscana Competiciones Deportivas en Toscana De interés cultural en Toscana De interés deportivo en Toscana De interés turístico en Toscana Espectáculos en Toscana Esquí en Toscana Estaciones de Tren en Toscana Estatuas en Toscana Exposiciones en Toscana Fiestas en Toscana Hípica en Toscana Hospitales en Toscana Iglesias en Toscana Información Turística en Toscana Islas en Toscana Jardines en Toscana Lagos en Toscana Mercadillos en Toscana Mercados en Toscana Miradores en Toscana Monumentos Históricos en Toscana Museos en Toscana Palacios en Toscana Parques Temáticos en Toscana Playas en Toscana Plazas en Toscana Pueblos en Toscana Pueblos de vacaciones en Toscana Puentes en Toscana Puertos en Toscana Reservas Naturales en Toscana Ríos en Toscana Ruinas en Toscana Salas de Conciertos en Toscana Senderismo en Toscana Sinagogas en Toscana Sitios insólitos en Toscana Spa en Toscana Teatros en Toscana Templos en Toscana Tiendas en Toscana Universidades en Toscana Valles en Toscana Yacimientos Arqueológicos en Toscana Zonas Recreativas en Toscana Zonas de Compras en Toscana Zoos en Toscana

216 iglesias en Toscana

Iglesias en Florencia
Basílica de la Santa Cruz
(43)
Florencia, la cuna del Renacimiento, es famosa por todo el mundo por sus espectaculares museos, pero como suele suceder en Italia, mucho del mejor arte e historia no se encuentran en los museos, sino en las iglesias. Esto es sin duda el caso de la Basílica de Santa Croce, una joya del arte prerrenacentista y el lugar de entierro de luminarias como Maquiavelo, Miguel Ángel y Galileo. Aunque la basílica es famosa por sus tumbas, para mí se destaca más por sus dieciséis capillas, muchas de las cuales están cubiertas con espectaculares frescos de la mano del pintor Giotto. Los frescos que rodean el altar principal y los de la Capilla Baroncelli son simplemente abrumadores. ¡Asegúrese de no visitar las basílicas de Florencia el mismo día que visita los museos, ya que correrás el riesgo de "fatiga del fresco"! Fuera de la iglesia, también hay un claustro agradable y uno de los elementos más únicos de la basílica: la Capilla Pazzi. Diseñado por Brunelleschi, se considera una de las obras emblemáticas que marcó el comienzo del Renacimiento y es un todo un estudio en la simplicidad y la armonía. Dado que la basílica es básicamente un museo, te cobran como tal (¡nada es gratis en Florencia!). La entrada cuesta 8 euros para adultos, un poco caro, pero merece la pena dado las maravillosas obras de arte y los hermosos jardines que puedes explorar.
2 actividades
Iglesias en Florencia
Basílica de Santa María Novella
(27)
La Basílica de Santa María Novella fue uno los rincones más espectaculares que vi durante mi viaje a Florencia y una verdadera obra maestra del arte renacentista. En Florencia, es fácil acabar con "fatiga de frescos" después de ver tantos frescos hermosos e históricamente importantes, pero ésos de Santa María Novella me quitaron el aliento. Así que, mi consejo: visitar esta basílica después de las otras iglesias de Florencia porque todos los otros parecerán algo decepcionantes y austeros en comparación con Santa María Novella. Fue la primera basílica de Florencia y el púlpito fue diseñado por nada menos que el propio Brunelleschi, el genio detrás de la monstruosa cúpula de la Catedral de Florencia. En el interior se encuentran obras de Botticelli, Filippino Lippi, y otras, pero lo que realmente destaca son los impresionantes frescos del Renacimiento temprano que decoran las capillas, especialmente la Capilla de los Tornabuoni y la Capilla Española. Nunca había visto nada parecido – una increíble síntesis de arte clásico, geometría, e innovación técnica. Igualmente interesante como el interior es el claustro y el cementerio de la basílica, forrado con las tumbas de la nobleza protegida bajo bóvedas bellamente decoradas. Definitivamente es un lugar donde podrías pasar horas explorando. Diría que sin duda debe estar en tu lista de imprescindibles de Florencia.
2 actividades
Iglesias en Lucca
Basilica de San Frediano
(6)
Austera Iglesia románica del siglo XII, levantada sobre una basílica del siglo VI. Está revestida en buena parte con piedra blanca del anfiteatro cercano. En el centro de la portada resalta un bello mosaico de aires bizantinos del siglo XIII, obra de artistas locales. Al igual que otras iglesias de la ciudad, posee un airoso campanile. El interior posee el mismo aire austero, aunque con elementos arqueológicos de interés: los bellos capiteles proceden previsiblemente del anfiteatro romano. También hay una bella pila bautismal con escenas de la vida de Moisés.
1 actividad
Iglesias en Florencia
Basilica de San Lorenzo
(13)
La Basílica de San Lorenzo es la más antigua de Florencia, consagrada por San Ambrosio en el año 393. Fue reconstruida en el año 1490 y el encargado fue primero Bruneleschi, quien propuso una iglesia distinta, más amplia e iluminada. En su interior hay trabajos pinturas de artistas renombrados y está flanqueada por dos sacristías, una a cada lado, la primera fue diseñada por Brunelleschi y la segunda por Miguel ángel. En la que hizo Miguel ángel están las tumbas de los Médicis, por eso se llama Capilla de los Medici. A la izquierda de la misma está la Bibliotea Laurenciana, diseñada también por Miguel ángel a pedido de la familia Médici que quería tener un lugar amplio y seguro adonde guardar sus colecciones de libros, manuscritos y papiros. Muy Cerca de esta Basílica que está ubicada cerca a la Stazine Termine, en realidad al costado de la iglesia está el célebre Mercado de San Lorenzo, también llamado Mercado de la Paja. Todo este complejo está a unas cuatro o cinco cuadras de Santa María dei Fiore y el Baptisterio.
Iglesias en Lucca
Iglesia de San Miguel en Foro
(10)
Lucca fue uno de esos lugares de la Toscana que no tenía en la lista para visitar y quizás fue el que mas me gustó. Su tamaño manejable, el centro acotado por la muralla totalmente conservada, la piazza del campo con la forma elíptica similar a la de Siena, su Catedral de estilo románico pisano… Si algún edificio merece especial mención es esta Iglesia dedicada al Arcángel San Miguel. Del mismo estilo que el Duomo se ubicó en este lugar en el siglo VIII, y fue reconstruida posteriormente entre los siglos XI y XIV. Basta observarla para ver la pureza de un románico pisano muy puro, estilo que me encanta. Recomiendo la visita a Lucca, imprescindible dentro de la Toscana, y visitar como no esta joya de Iglesia.
1 actividad
Iglesias en Siena
Iglesia de San Domenico
(6)
La Iglesia no es como tantas iglesias de las que se dice vistas una vistas todas, aquí está STA. CATERINA patrona de Italia pero cuando digo está no es cuerpo presente, pero si su cabeza momificada...espeluznante.
Iglesias en Pisa
Iglesia de Santa Maria della Spina
(9)
La Iglesia de Santa María della Spina es uno de los rincones más peculiares de Pisa. Es una auténtica joya de arquitectura gótica pisana con un exterior exquisitamente ornamentado con esculturas de Cristo y los apostales y vitrinas. Te esperarías encontrarlo en una plaza medieval, pero no, se ubica en el sitio más improbable: en la acera (literalmente) del paseo del río en Pisa. El hecho de que está literalmente sola en su acera hace que esta iglesia diminutiva se destaca aún más. Como os he dicho, el exterior es impresionante y digno de visitar. Hoy en día, suele albergar exposiciones temporales que te puede interesar o no, pero la verdad es que el interior es algo austero comparado con el exterior. Aun así, es una joya absoluta y sin lugar a duda uno de los imprescindibles de Pisa.
1 actividad
Iglesias en Chiusdino
Abadía de San Galgano
(5)
De camino al Valle de Orcia hicimos una parada que no nos decepcionó en absoluto. Esta abadía cistersiencie semiderruida ubicada en un bonito entorno es otra de las postales de la Toscana. No dejar de visitar la pequeña ermita en la colina adyacente, la rotonda de Montesiepi, donde se encuentra enterrada en piedra la espada de San Galgano.
Iglesias en Florencia
Basílica del Santo Spirito
(6)
Esta basílica es diferente a todas las demás de la ciudad. La fachada es austera y no tiene una cantidad inmensa de frescos, pero a la vez está en, quizás, la plaza más tranquila del centro de Florencia. No se permite sacar fotos en el interior, pero cuando yo fui había una puerta desde la que, sin acceder, se podía sacar la cámara sin problema.
1 actividad
Iglesias en Florencia
Basílica de San Miniato al Monte
(7)
Momento pensativo después de visitar la Basílica de San Miniato al Monte. Increíble atardecer con Florencia de fondo y con mi mujer, Jéssica, en primer plano (pillada sin que ella lo supiera). Sin duda esta foto resultó ser la mejor foto de todo nuestro viaje por toda Italia.
Iglesias en Siena
Iglesia de Santa Maria di Provenzano
(1)
Es uno de los primeros edificios construidos tras la conquista de la ciudad por los Médici. Su estilo es manierista, posee planta de cruz latina y una sola nave con una cúpula octogonal. Su interior barroco alberga numerosas obras de arte. Su altar mayor, obra de Flaminio dei Turco, se realizó a lo largo de veinticuatro años, desde el 1617 al 1631, y alberga el busto de terracota della Madonna di Provenzano. En esta misma plaza teneis una bonita perspectiva del paisaje toscano.
Iglesias en Siena
Basílica de San Francisco
Esta basílica fue erigida entre los años 1228-1255, y posteriormente ampliada en los siglos XIV y XV, el original edificio románico, se convirtió así en gótico. Posee una gran nave, con un importante artesonado de madera, su interior es sobrio tras el gran incendio que sufrió en el siglo XVII. Alberga importantes pinturas, vidrieras y obras de arte. El complejo alberga dependencias universitarias, entre ellas la facultad de económicas que tiene la suerte de disponer de uno de los claustros, por el que se accede además a su biblioteca.
Iglesias en Pisa
Iglesia de San Sixto
(2)
Cerca de la plaza dei Cavalieri, se sitúa también la pequeña Iglesia de San Sixto. Consagrada oficialmente en año 1133, fue anteriormente utilizada como sede de las más importantes escrituras notariles de la ciudad, y acogía también el Consejo de Ancianos. Es hoy uno de los edificios mejor conservados de la ciudad y una auténtica joya. El edificio religioso es de piedra, tiene una estructura arquitectónica de estilo románico pisano, con tres naves y columnas de granito, con capiteles clásicos. La fachada está decorada con arcos ciegos y las cuencas son de cerámica.
1 actividad
Iglesias en Pisa
Iglesia del Santo Sepulcro
(1)
Pocos saben que en esta ciudad hay una Iglesia con planta octogonal, situada a la otra orilla del río Arno, y construida a mitad del siglo XII por orden de los caballeros templarios, es trabajo del mismo arquitecto del baptisterio. Tiene la fachada tres portales, y l construcción está coronada por una torre en forma de pirámide.
1 actividad
Iglesias en Pisa
Iglesia de San Frediano
La Iglesia de San Frediano, construida en el 1061, dotada de tres naves, alberga un crucifijo del siglo XII. Durante una restauración se añadieron pinturas del siglo XVI, incluyendo obras de Ventura Salimbeni, Domenico Passignano, Aurelio Lomi, y Rutilio Manetti. Está situada a escasos metros de la plaza Dante, y es la Iglesia universitaria.
Iglesias en Florencia
Iglesia de Orsanmichele
(3)
De todas las fotografías que he tomado de esta preciosa fachada, también conocida como “San Miguel del Huerto”, he podido seleccionar las imágenes que guardan los Tabernáculos, Ermitas u Hornacinas (casi todas replicas de las originales que están resguardadas en el primer piso del Museo y en el Museo Bargello), procurando que estuviesen despejadas de gente o de los paraguas de los guías, algo realmente casi imposible de lograr en esa época del año en que se incrementa notoriamente el turismo. Todas llamaron mi atención pero fue esta representación de la “Incredulidad de Santo Tomás” una de las que más me impactó porque pone en imágenes las palabras de Santo Tomás tantas veces oídas en el Evangelio cuando dijo «Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no meto mi dedo en el agujero de los clavos y no meto mi mano en su costado, no creeré». Cuando Jesús se aparece nuevamente le dice «Acerca aquí tu dedo y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente». Este bronce cuyas figuras de Jesús y Santo Tomás miden 2 metros o más de altura fueron realizadas por Andrea del Verrocchio en el siglo XV. Este pintor y orfebre italiano muy relacionado con la familia Médici se forma como tal en el Taller de Giuliano Verrocchi de quien, aparentemente, toma su apellido. “San Lucas Evangelista” (1597/1602) es una solemne escultura de bronce realizada por Giambologna (Jean de Boulogne nacido en Flandes hoy Francia en 1529) un escultor flamenco de activa participación en Florencia. La escultura representa a un hombre barbado sosteniendo un libro con una mano y sujetando la túnica por sobre su hombro izquierdo. “San Pedro” al que se lo ve con las características de un antiguo filósofo es una estatua de mármol que por la calidad de la obra fue atribuida a Filippo Brunellechi en colaboración con Donatello, la misma dataría del año 1412. Brunelleschi fue un destacado arquitecto, diseñador, orfebre y escultor del renacimiento italiano. “San Felipe” (1412/14) y “Los Cuatro Santos Coronados” (1409/17) considerada ésta última la obra maestra de Nanni di Banco, son dos estatuas también de mármol de este escultor italiano que supo dar a sus obras una gran energía y vitalidad. La siguiente “San Jorge” (1417) el guerrero santo que liberó a la princesa del dragón es una réplica de la dinámica obra de mármol de Donatello de más de 2 metros de altura. La batalla puede observase en el relieve debajo de la estatua. La última de las obras que les mostraré es del escultor Lorenzo Ghiberti un “San Mateo” realizado en bronce en 1422/23 que forma parte de las 14 estatuas de los santos patronos de la ciudad que fueran encargadas por diferentes gremios estándo representadas en ellas las obras de muchos artistas del Renacimiento. Estas obras son algunas de las muchísimas curiosidades que tiene Florencia para deleitar al viajero amante del arte.
1 actividad
Iglesias en San Gimignano
Pieve Di San Donato In Poggio
(1)
La parroquia de San Donato in Poggio, de la cual toma el nombre la cercana villa medieval, es un magnífico ejemplo de la iglesia románica de la Toscana en excelente estado de conservación. Su fundación data de principios del año 1000, aunque el edificio actual se terminó probablemente un par de siglos después. Como en muchas iglesias en la región del Chianti, conserva obras de arte de gran valor: un crucifijo de madera que se ve en el ábside, y una pila bautismal en terracota vidriada atribuida a Giovanni della Robbia.
Iglesias en Radicofani
Radicofani
A aproximadamente 73 km de Siena, y en la Toscana, hay un pueblo casi mágico, ya que parece que se quedó anclado en el Medievo. Radicofani se eleva unos 800 metros sobre el nivel del Mar, y a sus callejuelas de casas de piedra las "vigila" una preciosa fortaleza encima del monte. Radicofani en el pasado, se llamó "CalleMala" y en torno a su castillo, se fueron construyendo todas las casa, ya que este dominaba toda la Toscana y Lacio, siendo por esto muy codiciado tanto por los nobles como por la Iglesia.Desde el siglo XII-Radicofani fue sometido a la jurisdicción papal, en primer lugar bajo el Papa Adriano IV y después, bajo el Papa Inocencio III. Mas tarde, un noble llamado Ghino Tacco, se lo arrebató al clero, pasando a llamarse entonces Señorío de Ghino Tacca y como dato curioso, podemos ver su nombre mencionado en los "clasicos" ya que es citado por dos famosos poetas, Dante Alighieri en su "Divina Commedy" y Giovanni Boccaccio en el "Decameron". A lo largo de la historia ha pasado por diversas dominaciones "Los Medicis", Los duques de Lorena, que fueron los últimos que ejercieron el poder en Radicofani, hasta que fué incorporado al reino de Italia bajo el reinado de Vittorio Emanuele II de Savoia. Pasear por las calles de Radicofani es dar un paseo por la historia mientras disfrutas de la hospitalidad de sus habitantes y la tranquilidad y belleza de la Toscana. Radicofani es un municipio de la provincia de Siena en la región italiana de la Toscana, está situado en el parque natural de Valdorcia unos 110 km al sureste de Florencia y unos 60 km al sureste de Siena. Todos los años, cuando es época de Vendimia se celebra esta fiesta. En este día Radicofani vuelve a su pasado medieval a causa de la aparición por sus calles de lanzadores de banderas, arqueros, soldados y desfiles medievales. También puedes disfrutar de concurso de tiro con arco, y la atracción principal, "El palio dei Bigonzi". El Bigonzi es una especie de cuba que se utilizaba para la recolección de uvas, y la carrera consiste en llevarlo antes hasta el lagar indicado. Una fiesta muy divertida y colorida en la que participa todo el pueblo y también los turistas que se acercan a disfrutar del día.