¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Bruselas?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Dormir en Bruselas

webs+30
    Buscar
    Habitación Huéspedes
    Noche precio por noche

    391 alojamientos donde dormir en Bruselas

    Hoteles en Bruselas
    2GO4 Hostel
    El albergue está situado en el centro de Bruselas. Las paradas de metro más cercanas son Rogier y Dè Brockère y a 10 minutos a pie de la estación Bruxelles Nord. La calle, a pesar de tener tráfico, es muy tranquila. La Grand Place está a 5 minutos a pie. Es un albergue pequeño (unas 20 habitaciones). Yo estuve en un domitorio para 4 personas. Era un pelín pequeño, pero sólo íbamos a dormir así que no fue gran problema. Había una cocina, sala de ordenadores, máquinas de bebidas y café... Los baños comunes estaban bien, aunque escasos. Cuando fuimos nosotros había dos duchas fuera de servicio por lo que sólo quedaban 4 operativas para todo el albergue. Aunque en pocas ocasiones tuvimos que esperar para ducharnos. Al hacer el check-in tienes que dejar una fianza de 10€ por la ropa de cama. También tiene alquiler de toallas por si no llevas contigo. De 11 de la noche a 7'30 de la mañana la recepción y la zona común (cocina, comedor, ordenador, salita) están cerradas y sólo puedes acceder al albergue con la tarjeta de la habitación. Si haces el check-out antes de las 7'30, la noche anterior tienes que avisar en recepción para que te devuelvan la fianza (y si lo haces después de las 11, porque se te han pegao las sábanas CUIDADO: pueden no devolverte la fianza). El ambiente en general muy bueno, es bastante tranquilo (mucho menos ruidoso que otros albergues en los que he estado).
    Hoteles en Bruselas
    Hoteles en Bruselas
    Hotel Hilton Brussels City
    Por temas de trabajo me alojé recientemente en este hotel situado en la zona centro de Bruselas. Estuve en una habitación de tipo "single", y no sé si será por eso o por qué, pero la verdad, para lo caro que era el hotel, esperaba más, tanta fama que tienen los Hilton.... La habitación era modernilla, de ambiente bastante cálido y agradable, con detalles decorativos etc., pero gran fallo, con un baño ligeramente estrecho. El "lujo" o la marca diferenciadora la cuidan poniéndote encima de la cama un albornoz con unas zapatillas para andar por el hotel, dejándote una botella de agua encima de la mesilla, etc., pero tampoco mucho más, por ejemplo la conexión Wifi había que pagarla a través del típico hotspot, algo que sigo sin explicarme que pase en el año 2010 en un hotel de 4 estrellas. Como curiosidad y siguiendo con mi crítica respecto al baño, tuve un problema a la hora de afeitarme, ya que el enchufe de mi afeitadora eléctrica no entraba por falta de espacio en el único enchufe que había disponible en el baño, que estaba muy mal colocado en el soporte para sujetar el secador del pelo. Total, que me tuve que afeitar "a ciegas" :-S. Por lo demás, el trato personal en recepción es excelente, el lobby y el bar situado a la derecha de la entrada muy acogedores, están muy bien para descansar y desconectar un poco. Respecto al desayuno, buffet libre con abundantes opciones donde elegir. Zumos naturales recién exprimidos, platos calientes y fríos, bollería abundante, huevos fritos y tortillas variadas hechas al instante, etc. El hotel está situado en una zona muy céntrica y comercial de Bruselas, con paradas de metro y tranvía muy cerca, pero como decía al principio, se trata de un hotel caro, que por el precio que se paga, debería ofrecer incluso más y mejor servicio.
    Hoteles en Bruselas
    Renaissance Brussels Hotel, A Marriott Luxury & Lifestyle Hotel
    Un hotel muy recomendable para viajar a Bruselas en relación calidad-precio-situación. Si bien es cierto que no está en pleno centro de la ciudad, no está demasiado lejos. Dando un paseo son unos 25 minutos, pero la estación de metro de Trône está a cinco minutos. Además, en la plaza de Luxemburgo, que está a una calle, hay varios autobuses que llevan hasta el centro. Ahí mismo se encuentra la estación de trenes Gare du Luxembourg. Está prácticamente pegado al Parlamento Europeo, en una zona muy tranquila, sin apenas tráfico ni ruidos. El hotel tiene 262 habitaciones repartidas en las seis plantas de un edificio muy nuevo y muy cuidado tanto en los detalles como en la limpieza. El hotel, de la cadena Marriot, cuenta con un bar con una carta bastante completa abierto hasta las 2 de la mañana más o menos; un restaurante con carta ya más elaborada y un horario, digamos, normal, y una pequeña zonita como de tienda 24 horas donde comprar cualquier cosa tipo bebidas, snacks, líquido de lentillas, pasta de dientes... Y servicio de habitaciones 24 horas. Eso en lo que a comida se refiere. También tiene piscina, un pequeño gimnasio con spa, salones, parking, internet wifi... En cuanto a las habitaciones son muy completas y grandes. Las camas individuales grandes, televisión, plancha y tabla de planchar, una pequeña zona como de vestidor y conexiones para el ordenador. El baño, más de lo mismo, con ducha y bañera, con sus amenities variados, secador... Lo malo que, como tienen en el hall la zona de tienda, no tienen minibar, aunque sí la neverita para que los chocolates que compres no se te estropeen. Eso sí, tienen tetera y variedad de café y té. Sobre el precio, no es demasiado caro. Aproximadamente, unos 60 euros la habitación doble sin desayuno, pero tienen ofertas tipo fin de semana que si te alojas tres noches entre jueves y domingo solo pagas dos. Y en estancias de fines de semana no pagas el parking. Un poco más caro es el bar. Un sándwich mixto-croque monsieur, lo llaman allí- son 12 euros. Eso sí, bastante completo, con ensaladita. O una hamburguesa con queso y patatas 16 euros. La verdad, un buen hotel, con un muy buen servicio, tanto en recepción como en los diferentes bares. Prácticamente todos los empleados hablan inglés, francés y español. La única pega que se le puede poner sería la ubicación, aunque no está para nada lejos y la comunicación tanto en metro como en autobús o tren es espectacular. Además, si no se contrata desayuno, en la plaza de Luxemburgo que está al lado hay bastantes bares donde desayunar por un precio bastante asequible.
    Hoteles en Bruselas
    Hotel Grand Place
    El hotel Grand Place se ubica en plena Grand Place de Bruselas. El centro neuralgico de la ciudad, donde podréis visitar el famoso city hall. Se encuentra exactamente en la calle central de la Grand Place. No es difícil encontrarla. Este hotel pertenece al famoso hostel 2G04 situado un poco menos céntrico y mas barato. Para hacer el cheking tendréis que ir hasta este hostel y ahora os explicare como debeis hacer. Si llegáis a Charleroi (ryanair) tendréis que pillar el bus hasta el centro de bruselas que se encuentra a la salida del aeropuerto. Compara los tickets en la taquilla antes de subir (13 euros) El bus os dejara después de 40 mins en la estación de trenes Midi-Zuid. Un poco lejos del albergue la mejor opción es coger un taxi o el tranvía. El taxi son 9 euros. Una vez hecho el cheking deberas llegar hasta tu hotel que se encuentra a 10 mins caminando. Allí te darán tu llave electrónica y podrás entrar y salir con ella todas las veces que quieras. Nosotros cogimos una habitación privada con cama de matrimonio por una media de 30 euros la noche por cabeza. Baño privado y una habitación la verdad que encantadora.... Los unicos fallos puntuales? Solo tienen una habitación con cama de matrimonio. Y cuando llegamos tenia el bater roto y nos movieron auna habitación muchísimo mas grande y mas bonita pero con dos camas de 90... Menos mal q iba con mi novia y dormimos apretaditos jajaja. En fin... Muy recomendado el hotel por la cercanía a la grand place cosa que yo veo muy importante... Si te gusto este rincón y quieres seguir viajando por Bélgica busca en mi perfil más rincones para hacer tu ruta! Y si tienes alguna pregunta, realizamela. Te la responderé con mucho gusto. UN SALUDO DESDE MINUBE!
    Hoteles en Bruselas
    Husa President Park Hotel
    El Husa President Park de Bruselas fue el alojamiento que escogimos para estar mas o menos cerca del centro y sobre todo cerca de la Estación del Norte de trenes para recorrer los alrededores: Amberes, Gante y Brujas. Todavía nos dio tiempo a ir a Amsterdam que está a poco mas de 2 horas de Bruselas. Como véis, las comunicaciones del hotel son excelentes. El trato fue muy bueno y la atención también, aunque no nos avisaron de la tasa que debíamos pagar al final de nuestra estancia. Más aún cuando se supone que estaba ya todo pagado y después de haber depositado la fianza que nos hicieron dejar de 100 euros en el hotel. La habitación estaba realmente bien, daba a una calle peatonal por la que apenas pasaban coches unas decenas de metros mas alejados. Lo que menos me gustó de la habitación fue el baño que quizás si que necesitan una reforma. Por otro lado, de las otras instalaciones diré que los pasillos están muy limpios y tranquilos. El gimnasio también está bastante bien, pero lo que no me gustó no aconsejo es el jacuzzi que es muy pequeño y para los 7 euros que pagas por persona, no te dejan demasiado rato para que te relajes. En la relación calidad/precio, creo que pocos hoteles de la ciudad lo pueden igualar o superar.
    Hoteles en Bruselas
    Hotel Bed and Breakfast Longue Vie Bruselas
    (1)
    Me suele gustar el concepto de bed & breakfast, ofrece muchas veces un trato más personal y cercano que lo que puede ofrecer un hotel u otro tipo de alojamiento. En este caso, me llamó la atención encontrar un alojamiento de este tipo en Bruselas, bastante cerca del centro, es por ello que, huyendo de los fríos hoteles más business de la capital europea, en este viaje de trabajo, me decanté por este tipo de alojamiento. La situación es bastante buena, no muy alejado del centro, y hay parada de metro bastante céntrica a menos de 10 minutos andando. El barrio es el típico barrio antiguo y bohemio de Bruselas, tiene su encanto, y como ocurre en todos los barrios que rodean el corazón de la EuroCity, hay bastante inmigración. No lo digo en plan despectivo, pero puede haber gente, sobre todo gente mayor, a la que le dé cierto reparo caminar por estas calles a la tarde-noche, sobre todo si vas solo, porque es bastante habitual que haya mucha gente en la calle, tiendas y portales. En fin, esto es lo habitual en muchas ciudades, y nosotros no tuvimos ningún problema en absoluto, pero a gente "tradicional", le puede dar "yuyu". Aunque sabíamos la dirección exacta de la calle, la entrada al B&B pasa bastante desapercibida, es una puerta bastante grande de un edificio clásico de la zona, donde apenas hay una indicación de un letrerito en el que te tienes que fijar muy mucho. Tras tocar el timbre y acceder, entras por un amplio pasillo, y ya se entrevé que es el típico sitio viejo que ha sido renovado por completo para darle un aire nuevo, fresco y moderno. Hay una zona al final de dicha entrada con una mesa y asientos bajos, en estilo desenfadado e informal, ideal para departir con amigos o acompañantes. Luego, tras una puerta de cristal, la zona de recepción, que está en la misma estancia que la sala donde te sirven el desayuno, con la cocina al fondo. Esta zona también es muy moderna, con una zona abierta, donde es posible desayunar prácticamente sentado en el suelo, frente a una chimenea. También está la opción de desayunar en una mesa redonda, como en muchas casas rurales, junto con otros huéspedes, es un concepto innovador y abierto que particularmente me gusta. La decoración, de tipo étnico, con toques de diferentes nacionalidades, queda bien el contraste con la estancia moderna y renovada. A los apartamentos principales del B&B, los que anuncian en Internet y que son de tipo loft, se accede desde esta zona del desayuno, a través de una escalera, y aunque no tuve oportunidad de verlos ni de catarlos, sin duda tienen muy buena pinta. En cambio, cuando yo estuve no había sitio en estos lofts nuevos y me asignaron otro apartamento situado en un edificio anexo a éste. Por lo visto, tienen apartamentos en el siguiente portal a mano izquierda y también en el portal del edificio de enfrente. Estos apartamentos son más tradicionales y no siguen el patrón de renovación de la primera estancia, una pena. En mi caso, me alojé en un apartamento situado en un segundo piso con escaleras muy estrechas y empinadas, muy poco accesible la verdad, y no hay ascensor. El apartamento, enorme, con suelo de madera, algo crujiente, y con todo cristalera, luminoso por tanto, aunque tiene un edificio de viviendas enfrente. La estancia era todo una, con una cama grande prácticamente a ras del suelo, un viejo pero cómodo sofá, TV plana, conexión Wifi gratuita, una mesa de madera con sillas para comer, y una fila alargada para lo que era toda la cocina, suficientemente equipada. A un lateral, un baño no muy amplio, y algo viejo, sin duda lo que más fallaba del apartamento, de los que te ponen el bote de champú clásico para que te sirvas, como si estuvieras en tu propia casa. Yo diría que el apartamento tiene un estilo propio muy definido, informal, joven, no creo que guste a parejas mayores o más tradicionales que buscan mucho confort y un aire algo más serio y profesional; yo por mi parte, estuve encantado y cómodo, aunque he de decir que me adapto a todo, y que tras ver las imágenes de los otros apartamentos tipo loft por Internet, sí que me llevé un poco de chasco. El desayuno muy bien, tiene bastante variedad: cereales, zumos, con algo de embutido, diferentes tipos de pan y mermeladas, te hacen tostadas y crepes al momento, y tienen una pequeña máquina de café que lo saca bastante rico. Y lo dicho antes, las mesas y sillas del desayuno muy especiales, con toque étnicos, al igual que la pared decorada y la cristalera central del techo, muy "open". La chica que nos atendió muy simpática y servicial, le pides lo que necesitas que te ayudará en todo lo posible, eso sí, luego a la hora de cobrar y hacer la factura andaba bastante perdida, y no sabía mucho inglés, algo que me extrañó bastante. En cuanto a precio, para los precios astronómicos de hoteles que se manejan en Bruselas, ésta era una opción barata, pero una única noche, viene a salir por 100 €, así que no es moco de pavo, aunque por otro lado tienes a tu disposición un apartamento enorme. Yo esta vez quise huir de los hoteles business de Bruselas, y la experiencia fue positiva, aunque como digo, diferente, en un ambiente más distendido, para gente “open” (la pareja joven que lo regenta transmite esa sensación). Y aquí comento la experiencia del apartamento que me tocó a mí, que estaba bien, sencillo y correcto, pero para cierta gente "mayor", puede no cumplir sus expectativas. Es más, doy por hecho que los apartamentos renovados del otro lado, tienen que estar de cine, desde luego ese estilo loft que se ve por Internet gusta muy mucho. Si tienes pensado dormir en este B&B, yo desde luego preguntaría por los apartamentos renovados, no sé si serán más caros que los otros, pero si buscas modernidad y confort, pueden ser una opción muy acertada. Por último, al reservar a través de internet, me dio la sensación de que este B&B está casi siempre lleno (en el desayuno nos juntamos bastante gente, pero sin agobios), por lo que conviene andar con tiempo para reservar, sobre todo si quieres disponer de los apartamentos chulos. Yo desde luego, la siguiente vez que vuelva a Bruselas, pienso repetir, a ver si con un poco de suerte puedo disfrutar de uno de esos lofts tan chulos de la zona renovada.
    Hoteles en Bruselas
    Hotel 9Hotel Central
    Me alojé en este hotel en Mayo del 2011 y realicé la reserva mediante agencias de viajes (algo raro en mí, que soy "online forever"). Está situado a 150 metros de la estación principal de trenes de Bruselas (perfecto para otras excursiones) y a pocos minutos de la famosa Grand Place. Además el barrio es bastante tranquilo y hay varios restaurantes. El trato en la recepción fue muy amable y nuestra sorpresa al llegar a la habitación fue mayúscula. Pedimos una habitación triple y directamente nos dieron una Junior Suite bien hermosa. A la entrada se sitúa el baño (completo y con amenities) y enfrente la habitación. En la primera parte está la cama de matrimonio con las mesitas, armario y TV de plasma y, a continuación, ligeramente separada una salita con sillones, la cama supletoria y otra TV. La luz que provenía del ventanal era abundante. Las habitaciones están bien insonorizadas y limpias. Imagino que las habitaciones dobles también serían espaciosas. El desayuno se sirve en una salita con grandes ventanales. Tiene un poco de todo, aunque me pareció un poco escaso para ser un hotel 4 estrellas (incluso teniendo en cuenta que no es lo mismo que un hotel español de esa categoría). La nacionalidad de los clientes era bastante variada, aunque predominan los españoles. Familias, parejas mayores y parejas jóvenes. Recomiendo el hotel.
    Hoteles en Bruselas
    Alma Grand Place Hotel
    Nos habían dicho que estaba cerca de la Estación Central, pero nunca nos hubiéramos imaginado que tanto, 3min andando. Llegamos y el chico de recepción nos explico un poco las normas, era muy simpático y hablaba español. Nos dieron las llaves y subimos a la habitación, nuestra sorpresa fue cuando abrimos la puerta y vimos que era de dos pisos, con unas escaleras empinadísimas. Abajo el baño y un armario y arriba la cama. Era un poco incómodo, pero para lo que íbamos a estar en la habitación no nos importo. Lo mejor del hotel su ubicación, está cerca de todo. Como ya he dicho al ladito de la Estación Central y a 4min de la Grand Place. Para mi lo peor sus almohadas, eran incomodísimas, pedimos que nos las cambiarán pero nos trajeron otras iguales.
    Hoteles en Bruselas
    Hoteles en Bruselas
    Hotel Bw County House Of Brussels
    El Best Western County House de Bruselas está convenientemente situado a 20 minutos del aeropuerto internacional de Bruselas y cerca de la estación de tren. Los huéspedes del hotel también tendrán fácil acceso al museo moderno y de arte antiguo, a los bosques nacionales y a la sala de conciertos Monnaie. Este moderno hotel ofrece encanto, la sofisticación y el confort de estar equipado con todas las comodidades para hacer agradable cualquier estancia.
    Hoteles en Bruselas
    Hôtel Floris Arlequin Grand Place
    Muy bien situado y la mejor temperatura de la ciudad. Con la ola de calor casi ningún sitio tenía aire acondicionado y nosotros estábamos súper frescos. Habitaciones correctas y el desayuno más que suficiente, con máquina para cafés, zumo y te frío, yogures, queso y embutidos, mermeladas y chocolate, napolitana y croissant, y unas vistas estupendas. El problema del hotel es la moqueta que es vieja y huele fuerte al principio pero te acabas acostumbrando. También cambiaría la cortina de la bañera por mampara. Aconsejable pedir habitaciones altas porque nos dieron el piso cinco y te quitas todos los ruidos de la calle, que es muy ruidosa. Tienen algún recepcionista que habla español.
    Hoteles en Bruselas
    Radisson Blu Royal Hotel Brussels
    Este hotel de cuatro estrellas es una buena opción para alojarse en el corazón de Bruselas. Está a muy poca distancia de las Galería Reales, por lo que es sencillo llegar caminando a los principales lugares de interés del centro de la ciudad. Las habitaciones son amplias y cómodas, con buena iluminación y también un perfecto aislamiento lumínico. Las camas son acogedoras, con varias almohadas y edredón de plumas (un poco estrecho, si te mueves mucho es seguro que te destapas). Hay TV de pantalla plana, mini bar, secador y plancha. Hay habitaciones con baño o con ducha, y cuentan con amenities como gel, crema corporal o gorro de ducha. El desayuno es variado y todo está delicioso, sobre todo la bollería. En contra no puedo dejar de mencionar que si la habitación da a la calle y no está en un piso alto es seguro que escucharás el ruido de la calle.
    Hoteles en Bruselas
    Albert Hotel
    El Hotel Albert (Bruselas-Bélgica)está en Rue Royale Ste Marie 27-29, 1030 Bruxelles, ubicado muy cerca de los lugares de interés turístico y cuenta con bus directo al aeropuerto.El Hotel Albert se encuentra en el Halles de Schaerbeek, la meca de los eventos culturales.El hotel dispone de 41 habitaciones con Internet wi-fi disponible.Tiene recepción las 24 hs. y estacionamiento gratuito.Tiene categoría de 2 estrellas.
    Hoteles en Bruselas
    Hoteles en Bruselas
    Hoteles en Bruselas
    Atlas Hotel Brussels
    Si tuviera que destacar dos cosas del hotel Atlas de Bruselas, esas cosas serían su ubicación por un lado y la modernidad de sus habitaciones por el otro. En cuanto a la primera, he de decir que el hotel Atlas se encuentra ubicado en la Plaza de San Catherina, junto a la vieja iglesia del mismo nombre, rodeado de varios restaurantes y tiendas donde poder comer (la zona tiene ambientillo de comidas) y a tan solo unos pocos minutos andando de la famosa Grand Place. La segunda cosa que destaco son sus habitaciones. Y es que a pesar de que se trata de un hotel de 3 estrellas la decoración y calidad de sus habitaciones hacen pensar que estás en uno de clase superior, con habitaciones realmente amplias de suelo de madera, grandes espejos y una cama realmente cómoda. El desayuno se realiza en el piso -1, y cuenta con una gran variedad de productos, en el que destacan los dulces como el pan au chocolat o el croissant, típicos del norte de Francia, pero también cuenta con una amplia selección de cereales, zumos, embutidos y panes. Sin duda que este hotel se trata de una buena opción de alojamiento muy a tener en cuenta en tu escapada a la capital belga.
    Hoteles en Bruselas
    ibis Hotel Brussels off Grand'Place
    Situado a 2 minutos de la Grand Place. La ubicación es de 10, al lado de las Galerias St Hubert, con muy buen ambiente a cualquier hora del día, no es un barrio peligroso y está junto a una plaza repleta de restaurantes y puestos artesanales. A 5 minutos desde/hasta la estación central de tren (Centraal Station/ Gare Centrale). Desde aquí pudimos ir al aeropuerto sin hacer trasbordos (7,8 €), y por supuesto al resto de ciudades con conexión directa. El Ibis Brussels Off Grand Place tiene una sala de consigna para que puedas dejar tu maleta (3 € el compartimento mediano dónde metimos 4 maletas pequeñas durante 24 horas). La habitación estaba bastante bien, no era grande pero si lo suficiente para moverse holgadamente, la cama era muy cómoda y teníamos almohadas extras (es algo que valoro muy positivamente porque si tengo una almohada muy baja me resulta muy incomodo dormir), las ventanas completamente insonorizadas y disponíamos de perchas para colgar la ropa en un armario sin puertas (esto parece obvio, pero nos hemos encontrado en muchos hoteles la sorpresa de que no podíamos colgar las cosas). Cosas que quizás eché en falta (detalles sin los que pude sobrevivir perfectamente): una neverita (porque llevábamos algo de comida). La única pega que ponemos a la habitación es el baño, nada acorde con la habitación: bastante sucio y viejo (oxidado). El desayuno buffet vale 14 €, es algo caro, si, pero lo recomiendo. A nosotros nos salió rentable porque desayunábamos mucho y así no necesitábamos comer, por lo que nos ahorrábamos la comida y el tiempo perdido en cualquier restaurante. El buffet era bastante variado: café, zumos, huevos, bacon, salchichas, judías, fruta, embutido, tostadas, yogures y bollería variada. De todas formas, como ya comenté, la plaza en la que está situado el hotel está llena de bares, y hay un establecimiento exki al lado donde puedes desayunar un café y un bollo por 4 €. En recepción algunos hablan español, en nuestra estancia había un chico que se llamaba Fernando que nos atendió a la perfección. El resto del staff fue muy amable también. Nuestra impresión en general ha sido muy buena, hasta el punto de que si alguna vez visitamos de nuevo Bruselas acabemos hospedándonos de nuevo en el.
    Hoteles en Bruselas
    Aparthoteles en Bruselas
    Citadines Sainte Catherine Brussels Aparthotel
    Muy bien para pasear y comer alguna cosa.